Ir al contenido

Nacional | Viernes 27 • Mayo • 2016

Con las capas medias

Sectores del FA propusieron al equipo económico no aumentar IRPF a los que ganan menos de 50.000 pesos.

El equipo económico de gobierno mantuvo reuniones por separado con el Partido Comunista del Uruguay (PCU) y la lista 711, y hoy mantendrá un encuentro con Casa Grande de mañana y con el Movimiento de Participación Popular (MPP) de tarde. La idea es acercar posiciones de cara al envío al Parlamento del proyecto de ley de Rendición de Cuentas.

La principal discrepancia de estos sectores con los anuncios realizados el lunes por el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, refiere a la decisión de aumentar la tributación de 15% a 18% para la franja de contribuyentes del Impuesto a las Rentas de las Personas Físicas (IRPF) que perciben entre 33.401 y 50.100 pesos. Los cuatro sectores, que desde hace tiempo coordinan posiciones no sólo en materia económica, sino de inserción internacional, se reunieron el miércoles de noche para elaborar una respuesta conjunta. Propondrán que no haya aumentos para la franja de contribuyentes entre 33.401 y 50.100 pesos, y sugieren, además, subdividir la franja que va de 50.101 a 167.000 pesos, para darles un tratamiento diferencial a quienes están en los extremos inferiores y en los extremos superiores.

La diputada del MPP Lilián Galán explicó a la diaria que otra propuesta de los sectores es mantener la progresividad en las deducciones del IRPF, y no topearlas en 8% sin diferenciar por franjas, como propuso el lunes el Ejecutivo.

Malas noticias

Fuentes de los sectores del FA consultadas por la diaria evaluaron como un “error comunicacional enorme” del gobierno haber realizado los anuncios de suba impositiva el lunes, sin haber acordado previamente las medidas con la bancada, teniendo en cuenta que pueden modificarse a partir de la discusión interna. El miércoles, Búsqueda publicó un intercambio interno en un foro de discusión privado de dirigentes frenteamplistas, en el que se calificaba de “inexcusable” y “amateur” la forma y el momento que eligió el gobierno para comunicar las medidas.

El senador del PCU Eduardo Lorier resaltó que el planteo realizado por el equipo económico “fue abierto, no fue algo cerrado y sin variantes”, y destacó la disposición de los integrantes del Ejecutivo a dialogar con los sectores del Frente Amplio (FA). “Es importante, porque es la primera vez que [una rendición de cuentas] se abre a análisis colectivo y discusión”, afirmó.

Lorier señaló que su sector considera, al contrario de las afirmaciones del equipo económico, que la crisis actual “va a tender a agudizarse” y, por tanto, deben adoptarse medidas de estímulo al mercado interno. “La inversión pública y los salarios son ejes fundamentales del mercado interno, y esto debe mantenerse y no seguir, por ejemplo, el caso brasileño, donde Dilma hizo un ajustazo que la separó de sus bases sociales y generó la posibilidad de que la derecha la golpee y genere un golpe de Estado”, advirtió el senador comunista.

Explicó que la propuesta de no aumentar la tributación a las capas medias tiene que ver con la necesidad de “ser cuidadosos en todo aquello que pueda afectar el poder de consumo”, y también porque se considera necesario “equilibrar los aportes del trabajo y del capital, porque siempre el capital ha salido beneficiado”.

En ese sentido, e independientemente de los anuncios del gobierno, los sectores proponen subir el Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas a 30% para las empresas con ganancias extraordinarias; incrementar de 7% a 12% la tasa que grava el retiro de dividendos en el IRPF; gravar la remisión de utilidades de la inversión extranjera -que hoy está exenta, y totalizó 1.300 millones de dólares que se giraron al exterior desde fines de 2014-, y rever el esquema de exoneraciones a las inversiones. “No nos pueden estar diciendo permanentemente que no hay que tocar al capital, porque el mismo capital ha dicho que para ellos eran indiferentes las exenciones que se le estaban dando; lo que le interesaba era la tasa de ganancia”, sostuvo Lorier, y agregó que las exoneraciones a los colegios privados “equivalen a todas las asistencias del Mides [Ministerio de Desarrollo Social]”.

El senador de la lista 711 Marcos Otheguy explicó que su sector tiene como “principal preocupación” tratar “de que la mayor cantidad posible de trabajadores queden fuera del IRPF” y que el resto de los planteos se seguirán discutiendo.

En tanto, la Vertiente Artiguista (VA) emitió ayer una declaración en la que también se muestra partida- ria de eliminar el aumento de IRPF en la franja de entre 33.400 y 50.100 pesos, dividir la siguiente (de entre 50.100 y 167.000 pesos) por la mitad, con un aumento menor en la primera parte y mayor en la segunda, y eliminar el tope de 8% a las deducciones. El sector señala que “se debe priorizar el aporte de los sectores que tuvieron grandes ganancias en los 11 años de gobierno del FA, mediante diferentes instrumentos (aplicados a importantes patrimonios, dividendos, bienes y servicios suntuarios, ganancias del sector financiero), algunos de los cuales están incluidos en la propuesta”.


Etiquetas


Seguí leyendo sobre esto