Ir al contenido

Nacional | Lunes 16 • Mayo • 2016

Discusión a la vista

Posible Rendición de Cuentas de “ajuste” reaviva el debate tributario en la interna oficialista.

El Consejo de Ministros continuará hoy a las 9.00 en la Torre Ejecutiva un debate que inició en un encuentro de más de seis horas el sábado, con una larga exposición sobre la coyuntura regional y local, y la necesidad de ajustar la próxima Rendición de Cuentas a la nueva realidad económica. “Sin duda, en la Rendición va a haber que analizar los gastos y ser muy cuidadosos”, se limitó a decir el subsecretario del Ministerio de Economía y Finanzas, Pablo Ferreri, a la diaria. Se espera que hoy el gobierno adelante sus primeros lineamientos oficiales acerca de la Rendición de Cuentas, aunque algunos integrantes del gabinete ya han comentado a la diaria que se tratará de una instancia de “ajuste”.

Los anuncios de varios jerarcas del gobierno parecen confirmar esta tendencia. A principios de abril, el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, sostuvo que es necesario “hacer esfuerzos fiscales, controlar mucho el gasto, mucho, con mucha cautela, y, sobre todo, elegir cualitativamente cuál es el gasto que importa”. También en abril, el prosecretario de Presidencia, Juan Andrés Roballo, había expresado al portal elcambio.uy que la idea no era “dar de baja algún proyecto”, pero quizá sí “diferirlo un poco en el tiempo, o pausarlo en el Parlamento para atender la situación y no tocar la inversión social”. En ese contexto, el llamado “gasto social” es el único que el gobierno ha asegurado que no está dispuesto a sacrificar del presupuesto.

Durante la reunión de gabinete del sábado, Astori realizó una larga intervención en la que, además de destacar cómo el contexto internacional se ha vuelto cada vez más desfavorable, resaltó la necesidad de “tomar medidas” para alcanzar los objetivos estratégicos que se ha propuesto el gobierno.

Otro tema que estuvo en el debate fue la necesidad de preservar el grado inversor, dijeron fuentes del encuentro. “Hay pocos remedios que tienen un efecto anticíclico, y uno de ellos es la inversión, ya sea en la obra pública o desde la actividad privada”, destacó un participante del encuentro el sábado.

Exoneraciones y algo más

En este contexto, algunos legisladores oficialistas ya se preparan para dar un debate respecto de la necesidad de aumentar los ingresos que percibe el Estado. El diputado del Partido por la Victoria del Pueblo, Luis Puig, pidió revisar las exoneraciones tributarias al gran capital. “En algún momento se nos contestó [desde el equipo económico] que eso era cambiar las reglas del juego, pero si no se hace eso, las afectadas serán las políticas sociales que el propio gobierno construyó, y no va a ser posible el cumplimiento del programa, ni el 6% del Producto Interno Bruto [PIB] para la educación”. En tanto, José Querejeta, diputado de Compromiso Frenteamplista, dijo que en la propia discusión presupuestal, durante el año pasado, se había advertido que se trataba de una estimación “optimista”, en la medida en que se predijo un crecimiento de 2,5% del PIB, que finalmente terminó siendo de apenas 1%: “Advertimos que podía pasar, pero no con tanta magnitud”. El legislador informó a la diaria que le hizo un pedido de informes al Ministerio de Economía y Finanzas acerca de las exoneraciones impositivas que el Estado concede en el marco de la Ley de Inversiones. “No estamos planteando cambiar esa ley, pero sí que podamos analizar cada una de esas exoneraciones, porque capaz que hay alguna que podríamos sacar. Existe un problema de caja y lo que tenemos que ver es de dónde podemos sacar más fondos de forma austera”. Según agregó Querejeta, gracias a las exoneraciones que posibilita esa norma, el Estado se priva de cerca de 250 millones de dólares por año. Por otra parte, los beneficios impositivos que otorga la ley de inclusión financiera suponen alrededor de unos 50 millones de dólares por año.

Etiquetas