Ir al contenido

Nacional | Martes 10 • Mayo • 2016

Gustavo Bernini, ayer, en la Comisión Especial de Cooperativismo, en el edificio anexo del Palacio Legislativo. Foto: Pablo Vignali

El siguiente en la lista

Goñi recomendará a bancada del PN enviar información sobre pérdidas del Fondes a la Justicia.

El diputado del Partido Nacional Rodrigo Goñi está “muy preocupado” porque cerca de 50 de los 70 millones de dólares que prestó el Fondo para el Desarrollo (Fondes) se previsionaron a pérdida. El presidente del Instituto Nacional del Cooperativismo (Inacoop), Gustavo Bernini, aclaró que no son créditos incobrables, que hay voluntad de pago y que lo central es que los emprendimientos sigan produciendo; de forma de mantener los empleos y, al mismo tiempo, recuperar los préstamos. El diputado frenteamplista Daniel Placeres pidió un informe al Banco República (BROU) para determinar los montos de los créditos a privados y qué porcentaje de ellos se dio a pérdida, y recordó que el Estado perdió 355 millones de dólares por créditos a diez empresas privadas. “Si vamos a controlar, controlemos todos los fondos públicos”, sugirió.

Las autoridades de la Junta Directiva del Fondes-Inacoop, que financia a emprendimientos autogestionados a partir de las utilidades que genera el BROU, asistieron ayer a la comisión especial de Cooperativismo de la Cámara de Representantes a instancias de Goñi, que les consultó sobre el dinero prestado a 28 empresas. El diputado consideró que la previsión a pérdida de 70% de lo cobrado demuestra el “rotundo fracaso del proceso del Fondes”. Además, opinó que el Fondes “hoy no está en condiciones de pedir más fondos”. El Inacoop reclama desde el año pasado que el BROU le traspase las utilidades que le corresponden, de 2013 y 2015.

“Es realmente sorprendente y no hay ningún fundamento para que el PIT-CNT, que hoy integra el Fondes [su Junta Directiva, por intermedio del representante de los trabajadores, Carlos Aulet], esté pidiendo nuevos fondos públicamente, cuando la Rendición de Cuentas sigue siendo oscura en una cantidad de aspectos, cuando se demuestra que ese enorme porcentaje se perdió”, sostuvo Goñi. Afirmó que “la ley exige que haya proyectos viables y sustentables para requerir nuevos fondos”. “Preguntamos hoy cuáles son los nuevos proyectos aprobados, y nos dicen que hoy no hay. Entonces, si no hay proyectos sustentables aprobados, sería una irresponsabilidad, un error inexcusable, que se esté pidiendo más fondos, sobre todo teniendo en cuenta la situación que tiene el país. ¿Volver a pedir nuevos fondos? ¿Para qué? ¿Para reiterar un nuevo fracaso? No. Nosotros vamos a tratar de impedirlo”, aseguró.

Bernini afirmó que Goñi está equivocado y que corresponde que el BROU haga el traspaso sin condiciones. “La ley plantea en una disposición transitoria que el BROU debe volcar las utilidades de 2013 al Fondes. Y punto. No lo condiciona a nada. Se trata de leer la ley, nada más. Otro artículo dice que para que se liberen los fondos año a año, el Fondes tiene que presentar un plan de negocios y proyectos que tenga viabilidad, como condición para recibir esos fondos del BROU. Son dos cosas diferentes”, aclaró el presidente del Inacoop.

Por otra parte, el diputado nacionalista calificó de “una omisión muy grave” que el Fondes-Inacoop no haya participado en la reunión que mantuvo la aerolínea autogestionada Alas U con la aerolínea boliviana Boa, la semana pasada. “Nos hemos enterado hoy de que el Fondes no ha participado directamente en estas negociaciones, cuando es quien debería decidir cualquier tipo de negociación sobre un emprendimiento en el que el Estado puso más de 15 millones de dólares”, sostuvo. Cuestionó que “el Partido Comunista esté abriendo puertas con el gobierno de Bolivia [en referencia a que el ex senador comunista Eduardo Lorier acompañó a Alas U en el viaje], todas cosas que demuestran que otra vez lo político está por encima de lo jurídico y de lo técnico, lo que ha sido para nosotros la gran causa del rotundo fracaso del Fondes”. “Este nuevo Fondes sigue priorizando lo político sobre lo técnico y sobre lo jurídico, y probablemente tengamos el mismo fin”, vaticinó.

Bernini explicó que el Inacoop fue informado por parte de Alas U de que iba a tener una conversación con un privado para poder llegar a un acuerdo de asociación. “Nosotros lo estimulamos, y está claro que no hay ninguna posibilidad de acuerdo en la que no esté involucrado el Fondes como principal acreedor”, señaló Bernini, y agregó que participarán en las reuniones en las que se discuta una eventual venta de acciones.

Goñi concluyó que “el tiempo de las explicaciones se está terminando” y que “es tiempo de exigir responsabilidades” a los “causantes de las pérdidas”. El diputado nacionalista ya había intentado sin éxito conformar una comisión investigadora sobre el tema el año pasado.

A su turno, en diálogo con la prensa, Bernini dijo que se le aclaró cuatro veces en comisión a Goñi que los créditos no son incobrables. “Lo que hicimos fue previsionarlo en función de que había determinados plazos que no se cumplieron. Otra cosa es declarar que son incobrables. Nosotros aspiramos a que esos emprendimientos se mantengan, porque lo que más nos preocupa es que sigan produciendo, ya que generan empleo, son miles de puestos de trabajo”, manifestó. “Algunas de nuestras empresas financiadas por el Fondes están viviendo la misma realidad que otras empresas en nuestro país, en un momento de desaceleración en el que la región se ha depreciado bastante y muchas de las empresas financiadas colocan su producción en la región”, agregó.

Sostuvo que desde el Inacoop se está “cuidando los dineros públicos” y que existe voluntad de pago por parte de las empresas, pero es “como en una familia”. “Tú lo primero que tenés que hacer es tratar de tener un plato de comida en tu mesa y atender a tus hijos, y luego vas a salir a pagar lo que debés. Hemos constatado que nadie se ha llevado dinero, como ha sucedido en otro momento en este país, y no precisamente con las empresas autogestionadas. Acá lo que ha ocurrido es que objetivamente no se ha llegado a los niveles de producción y de venta de mercadería necesarios para lo que estaba pautado, producto de distintas circunstancias. En algunos casos, esto se debió a problemas de gestión, y para eso el Fondes y el Inacoop están tratando de ayudar con asistencia técnica directa, gerenciamiento, etcétera. En otros casos, porque, al igual que Conaprole, hay algunos que venden a Venezuela y no cobran”, señaló Bernini. Puso como ejemplo la situación de Funsa y Urutransfor. Dijo que en Empalme Olmos, en el emprendimiento autogestionado de CTC Olmos, hay 350 trabajadores que la están “peleando”. “Yo quiero que recuerden qué ocurrió con Empalme Olmos cuando cerró Metzen y Sena. El Estado les había dado 32 millones de dólares a los dueños de Metzen y Sena, y en ese caso sí que no sabemos dónde está la plata”, recordó.

Ya que estamos

El diputado Daniel Placeres (Movimiento de Participación Popular), integrante de la comisión, dijo que le parece bien la inquietud de Goñi por controlar el uso de los dineros públicos, y que en este sentido hizo un pedido de informes al BROU para que detalle el monto de los créditos otorgados a empresas privadas entre 1990 y 2005, y qué porcentaje de esos créditos constituyeron pérdidas para el Estado. Los dueños de la pesquera Fripur, por ejemplo, quedaron debiendo 70 millones de dólares, lo que equivale al monto total de todos los préstamos del Fondes; 46 de esos 70 millones corresponden a deudas con el Estado. “¿Por qué el diputado no hizo el mismo hincapié en ese caso?”, preguntó Placeres. “¿Y los créditos que el BROU otorgó fueron todos a empresas viables y sustentables? Vamos a averiguarlo”, agregó.

A modo de ejemplo, señaló que sólo diez emprendimientos privados quedaron debiendo al Estado 355 millones de dólares, entre ellos, varias de las empresas que, a la postre, fueron recuperadas por sus trabajadores, como Funsa y Metzen y Sena.


Etiquetas