Ir al contenido

Deporte | Jueves 12 • Mayo • 2016

Nicolás López y Kevin Ramírez, de Nacional, festejan un gol a Corinthians en San Pablo, el 4 de mayo. Foto: Nelson Almeida

En busca de la felicidad

Tricolores y xeneizes juegan esta noche por la Copa Libertadores.

A las 19.30, el Gran Parque Central será testigo del primer partido de la serie de cuartos de final de la Copa Libertadores de América, que disputarán Nacional y Boca Juniors.

Como era previsible, el duelo de esta noche está precedido de una enorme expectativa, y es por eso que desde hace días no quedan entradas disponibles para el partido. Los tricolores agotaron las suyas y lo mismo hicieron los parciales boquenses con las poco más de 3.000 que les cedió Nacional para la tribuna Héctor Scarone al precio de 80 dólares.

El partido será arbitrado por una terna paraguaya conformada por Enrique Cáceres, Milcíades Saldívar y Roberto Cañete. El partido de vuelta de la serie se disputará en el estadio Alberto José Armando -la Bombonera- el jueves a las 20.15, en el que los hinchas albos también tendrán 3.000 localidades que costarán 80 dólares. Estas entradas se pondrán a la venta hoy en los locales de Redpagos exclusivamente para los socios de Nacional.

Con confianza

Nacional, que está apuntando a los dos frentes, Libertadores y Campeonato Uruguayo, viene de derrotar 1-0 a Racing en el Gran Parque Central el domingo, y Gustavo Munúa presentó un equipo similar al que saldrá a la cancha esta noche, con la excepción de que no estuvieron Gonzalo Porras -suspendido por cinco amarillas- ni Mauricio Victorino, reservado para el match de hoy con los xeneizes. El equipo que saldrá a la cancha hoy será el que viene jugando y el que consiguió la clasificación en el Arena Corinthians de San Pablo ante el timão: Esteban Conde estará en el arco; Jorge Fucile, Mauricio Victorino, Diego Polenta y Alfonso Espino serán los cuatro del fondo; la contención en la mitad de la cancha estará a cargo de Porras y Santiago Romero; en las bandas estarán Leandro Barcia y Kevin Ramírez, y como delanteros de área, Sebastián Fernández y Nicolás López. La suma de Barcia, Ramírez, Fernández y López genera que Nacional cuando ataca lo hace prácticamente con cuatro delanteros, porque los dos que juegan por afuera son importantes a la hora de defender la subida de los laterales y volantes rivales. Los otros futbolistas que estarán a la orden del entrenador son Luis Mejía, Erick Cabaco, Felipe Carballo, Sebastián Eguren, Matías Cabrera, Léo Gamalho y Christian Tabó.

Su único frente

Boca Juniors está con la mira puesta exclusivamente en la Copa Libertadores, único objetivo que tiene en el semestre el equipo de Guillermo Barros Schelotto, que viene de empatar 0-0 con Huracán en la Bombonera por el torneo local. El Mellizo, entrenador del equipo azul y oro desde la salida de Rodolfo Arruabarrena, puso en la cancha ante el globo un equipo con 11 futbolistas suplentes para guardar a los titulares para esta noche.

Hoy el banco de suplentes de los bosteros contará con la vuelta de una de sus figuras, el delantero Daniel Osvaldo. A él se le suman otros dos delanteros que están recuperados de sendas lesiones: Andrés Chávez, que al igual que Osvaldo irá al banco de suplentes, y Federico Carrizo, que no jugó ante Huracán el fin de semana por un problema estomacal y al parecer hoy será titular. El probable 11 que parará Guillermo esta noche será el siguiente: Agustín Orión; Gino Peruzzi, Daniel Cata Díaz, Juan Manuel Insaurralde y Frank Fabra; Pablo Pérez, Leonardo Jara y Marcelo Meli; Cristian Pavón, Carlos Tévez y Carrizo. Los concentrados que completan la nómina de 20 futbolistas que llegaron ayer de tarde a Montevideo son el golero Guillermo Sara, los defensas Jonathan Silva y el uruguayo ex Nacional Alexis Rolín; el volante, también uruguayo, Rodrigo Bentancur, y el delantero Sebastián Palacios.

Analizando futbolísticamente al Boca que se presentará hoy en La Blanqueada, la gran clave del equipo es Carlos Tévez, que está jugando como centrodelantero. Ante las ausencias por lesión de Fernando Gago y del sanducero Nicolás Lodeiro, la figura del Apache se agigantó aun más en su rol protagónico en el equipo de Barros Schelotto. Pese a que no han hecho una copa brillante, los auriazules tienen un peso extra en la Libertadores, y con esa chapa pudieron acceder a los octavos de final, en los que superaron, no sin algún susto, al Cerro Porteño paraguayo.

Etiquetas