Ir al contenido

Nacional | Martes 17 • Mayo • 2016

Lucía Topolansky. Foto: Sandro Pereyra (archivo, enero de 2015)

Engordar la chanchita

Ante coyuntura económica, varios sectores del FA insisten en revisar Ley de Inversiones.

En un clima de absoluto hermetismo volvió a sesionar ayer el Consejo de Ministros, que desde el fin de semana se encuentra preparando los lineamientos generales del futuro proyecto de ley de rendición de cuentas de 2015 que el gobierno enviará al Parlamento. “Se está haciendo una discusión sobre la situación del país, que tiene dificultades y está dentro de una región con dificultades. Buscamos cómo seguir adelante con los objetivos definidos, procurando superar los elementos negativos”, se limitó a decir un jerarca. El proyecto ya ha sido definido anteriormente como “de ajuste” por algunos ministros, y dentro de la bancada de legisladores frenteamplistas comienza a adelantarse un debate acerca de cómo aumentar los ingresos del Estado, para evitar una restricción en el gasto público.

A la discusión se sumó ayer la senadora Lucía Topolansky, una de las figuras más influyentes del Movimiento de Participación Popular, el sector con más peso dentro del Frente Amplio (FA) en el Parlamento. En una entrevista con Radio Carve, la legisladora sostuvo que la Ley de Inversiones “ha sido muy generosa en las exoneraciones”, y que estas “no deben ser infinitas en el tiempo, porque si bien pueden ser muy útiles en un momento, luego pasan a ser abusivas”. “Esa es una de las cosas que con el sector al que pertenezco [el MPP] queríamos discutir con el equipo económico”, expresó. Luego, la senadora sostuvo que “las utilidades que las empresas sacan al exterior han aumentado”, interpretando que esos recursos que “se van, sería mejor que se invirtieran en el país”. Por último, dijo estar de acuerdo con la idea que impulsa el PIT-CNT de reducir la jornada laboral de ocho a seis horas, como una forma de estimular el empleo y la capacitación de los trabajadores, que se llevaría a cabo en las dos horas restantes.

En una misma línea se había manifestado ayer José Querejeta, diputado de Compromiso Frenteamplista, quien incluso realizó un pedido de informes al Ministerio de Economía y Finanzas acerca de las exoneraciones impositivas que el Estado concede en el marco de la Ley de Inversiones. “No estamos planteando cambiar esa ley, pero sí que podamos analizar cada una de esas exoneraciones, porque capaz que hay alguna que podríamos sacar. Existe un problema de caja y lo que tenemos que ver es de dónde podemos sacar más fondos de forma austera”, dijo ayer.

En tanto, el diputado del Partido Comunista del Uruguay Óscar Andrade también se mostró partidario de revisar las exoneraciones impositivas previstas en la Ley de Inversiones, y además propuso otras medidas, como reformar la Caja Militar, que deja un déficit de 300 millones de dólares por año (con “condiciones de jubilación maravillosas si fueran para todos los uruguayos”), revisar el mínimo imponible del Impuesto al Patrimonio en algunas tasas y establecer una tasa en el uso de carreteras para que aquellas formas de transporte que generen un daño mayor en la infraestructura sean las que aporten más.

También el diputado del Partido por la Victoria del Pueblo, Luis Puig, impulsa una revisión de la Ley de Inversiones: “si no se hace eso, las afectadas serán las políticas sociales que el propio gobierno construyó, y no va a ser posible el cumplimiento del programa, ni el 6% del Producto Interno Bruto [PIB] para la educación”, había declarado ayer a la diaria.

Leonardo de León, senador de Compromiso Frenteamplista, dijo que el planteo de revisar esta norma, impulsada en su momento por el llamado “grupo de los tres” (MPP, Compromiso Frenteamplista y Partido Comunista del Uruguay), “no es de ahora”, sino que se viene impulsando “por lo menos desde hace dos años”. “Es necesario revisar y priorizar las inversiones del país, entre un conjunto de medidas a tener en cuenta”, destacó. Según dijo, en el grupo de los tres “siempre hay niveles de coordinación, y estos temas son de intercambio permanente”.

A pesar de la coincidencia, Andrade relativizó el actual funcionamiento de este bloque: “El grupo de los tres, que yo sepa, no está reuniéndose. Las bases de las ideas que presentó tienen que ver con algunas de las ideas que expuso el PIT-CNT en el documento del Instituto Cuesta Duarte para el período 2015-2019. El grupo no logró coordinación, a tal punto que la reasignación en el presupuesto se votó con acuerdo entre el Frente Líber Seregni y el MPP, no tocando al Ministerio del Interior y sacándole recursos al Sistema de Cuidados. No se dieron los niveles de coordinación mínimos”.

Etiquetas