Ir al contenido

Nacional | Viernes 06 • Mayo • 2016

Tabaré Váquez en el ómnibus eléctrico, ayer, frente a la Torre Ejecutva. Foto: Santiago Mazzarovich

La rueda de la fortuna

Para Salgado ómnibus eléctricos bajarían precio del boleto; Vázquez sugirió “consultar al tarot”

Por la plaza Independencia, donde circulan a diario cientos de ómnibus, ayer desfiló uno muy particular: el primer piloto de transporte eléctrico de CUTCSA, que tuvo como pasajero al presidente Tabaré Vázquez. Después de la recorrida inaugural, la ministra de Industria, Energía y Minería, Carolina Cosse, y el presidente de la empresa de transporte, Juan Salgado, brindaron una conferencia de prensa, en la que transmitieron la intención de que este tipo de plataforma se instale en todos los recorridos de Montevideo.

Después de dar una vuelta, el presidente fue consultado sobre la posibilidad de que esta iniciativa permita una rebaja del boleto. “Voy a consultar el tarot y después le contesto”, afirmó, aunque momentos más tarde, el presidente de CUTCSA dijo que a su entender “sí sería posible una rebaja”. Según Salgado, “es un paso importante para abaratar en el futuro el precio del boleto”.

El origen de este proyecto se remonta a octubre de 2013, cuanto la empresa BYD firmó con UTE un convenio en el que se acordó la realización de pruebas a un ómnibus eléctrico que siguió durante dos semanas el recorrido de diversas líneas que circulan por Montevideo. En aquel entonces, la unidad modelo K9 estaba decorada en verde.

Las pruebas realizadas por UTE dieron como resultado una disminución de entre seis y ocho veces los costos actuales del transporte. Lo que queda por comprobar es la resistencia al uso habitual, en recorridos por todas las líneas de Montevideo. La primera en cubrirse será la A, la que abarca los recorridos por 8 de Octubre y Camino Maldonado, a partir del lunes 9.

El ómnibus funcionará con una batería de 600 amperios, que le proporcionaría autonomía por 250 kilómetros. Salgado dijo que lo que se pretende es que dure, al menos, dos turnos de trabajo, aproximadamente unos 220 km en promedio para las líneas de la capital, por lo que “alcanzaría con la batería que tiene”. No obstante, advirtió que también “dependerá del estado de las calles y de cuántos pasajeros se lleve”. La recarga, que exige entre tres y seis horas, se hará durante la noche.

Si bien las pruebas se llevarán a cabo durante dos años, la idea, según transmitió Salgado, es que “si funciona se incorporen más” antes de culminado el período de prueba.

Por su parte, Cosse estimó que para cambiar 100% de la flota nacional de ómnibus se necesitaría una inversión 750 millones de dólares, ya que cada unidad cuesta aproximadamente 420.000 dólares. De hacerlo, el consumo eléctrico se incrementaría “sólo 1,57%”.

Al día de hoy, más de 92,8% de la energía eléctrica generada en el país proviene de fuentes renovables, y la ministra estimó que un traspaso de tecnología en el transporte ayudaría a reducir las emisiones de dióxido de carbono, ya que 55% de ellas provienen de la actividad de este sector.

Etiquetas