Ir al contenido

Deporte | Lunes 09 • Mayo • 2016

No se quieren ir

La de ayer fue una tarde provechosa para Juventud y Rentistas, que jugando como locales consiguieron victorias importantísimas.

El equipo albiazul pedrense derrotó en el Parque Artigas a Defensor Sporting 2-1 y definitivamente dejó atrás el riesgo de perder la categoría. Los violetas de Eduardo Acevedo, de discretísima campaña en el Clausura, torneo en el que ocupan el antepenúltimo lugar en la tabla, comenzaron ganando con un gol del delantero Maximiliano Gómez a los 23 minutos, pero casi enseguida, a los 26, el delantero floridense Facundo Barcelo puso el empate para el equipo que dirige técnicamente su coterráneo Jorge Giordano.

En el inicio del segundo tiempo, Matías Duffard adelantó en el marcador a los locales. Si bien ese sería el último gol del partido, no faltarían nuevas emociones en el feudo pedrense, porque después hubo tres penales errados. A los 55 y a los 67 minutos Barcelo falló las dos penas que tuvo a su favor el equipo local; la primera fue bien contenida por el arquero defensorista Yonathan Irrazábal y la segunda se le fue por encima del travesaño. A los 70, el que tuvo un penal fue Defensor, pero el remate de Maximiliano Gómez fue atajado por Fabián Carini.

El mismo marcador que en Las Piedras se registró no muy lejos de allí, en el Complejo Rentistas, donde el equipo rojo local consiguió una victoria vital en su lucha por quedarse en Primera División. El 2-1 final con el que Rentistas se impuso a River Plate dejó a los del Cerrito con 69 puntos en la tabla del descenso, 7 por encima de El Tanque Sisley y 13 arriba de Liverpool, que, no obstante, tiene la ventaja de que duplica su puntaje.

La gran figura de Rentistas ayer fue su goleador, Joel Burgueño, que anotó a los 7 y a los 36 minutos los dos tantos del bicho colorado. En el segundo contó con la ayuda de una mala salida del arquero arachán Nicola Pérez, que por ese error fue suplantado en el entretiempo por el director técnico Juan Ramón Carrasco, quien mandó a la cancha a Gastón Olveira.

En el segundo tiempo, como era lógico, Rentistas se replegó en su campo cuidando la ventaja y River se mandó con todo arriba. Pero el descuento, que le dio algo de emoción al epílogo del partido, recién llegó a los 87 minutos, por un cabezazo del zaguero brasileño Ronaldo Conçeicão.

Etiquetas