Ir al contenido

Nacional | Miércoles 25 • Mayo • 2016

Vacas flacas

Cámaras empresariales criticaron anuncios tributarios y vaticinan restricción en el consumo.

Como era de esperarse, los principales representantes de las mayores cámaras empresariales del país cuestionaron los aumentos de impuestos que serán incluidos por el gobierno en el proyecto de ley de Rendición de Cuentas, al igual que la falta de ajustes a nivel público.

El presidente de la Cámara de Industrias, Washington Corallo, dijo en declaraciones a Radio Uruguay que las medidas “no caen muy bien en una fase económica descendente”. La propuesta del gobierno, aseguró, tendrá repercusiones tanto a nivel interno como externo. “A nivel externo precisamos más competitividad y estas medidas nos afectan la competitividad”, dijo, mientras que a nivel interno cuestionó la política económica llevada adelante por el Frente Amplio. “Se dice que las políticas anticíclicas deben prevalecer, y hubiera estado bueno que en los momentos de las vacas gordas que tuvimos se hubiera bajado el déficit para poder enfrentar esta situación con medidas anticíclicas”. Según predijo, los ajustes en los ingresos de los trabajadores generarán una contracción mayor a la que ya hay, y podría derivar en más pérdidas de empleo.

Mayores reparos mostró el presidente de la Cámara de Comercio y Servicios, Carlos Perera: “No tengo dudas de que esto nos va a restringir, y aparte le sacan otro pedazo a la parte que más consume”, advirtió.

Perera no se privó de criticar muchas de las medidas impulsadas por el gobierno, incluso la nueva baja de dos puntos del IVA mediante mecanismos electrónicos de compra: “Fortalece a los que más tienen”. “Desde que se tomó la medida de restringir la venta en las estaciones de servicio por medios electrónicos en la noche, las estaciones que están al norte de Avenida Italia perdieron 50% de sus ventas”, aseguró. Además, criticó los cambios que el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, anunció ayer al Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas; aseguró que en “las empresas ya se decía que no aguantan más”.

De todas formas, para Perera las medidas anunciadas eran esperables: “Dijimos que si aprobaban el presupuesto íbamos a terminar en esto. Era evidente, y se sabía en aquel momento”. Según sostuvo, lo que el gobierno debió haber hecho en ese momento era ajustar el gasto público: “Acá todos se ajustan el cinturón menos el Estado. Se ha gastado de manera brutal, se mantienen empresas inviables, se sigue construyendo el Antel Arena y hay mucha otra cosa por hacer que se puede volcar en otro lugar”.

Etiquetas