Ir al contenido

Nacional | Martes 28 • Junio • 2016

Susana Malcorra, canciller argentina, y Rodolfo Nin Novoa, ministro de Relaciones Exteriores uruguayo, ayer, en la cancillería. Foto: Pablo Vignali

Borrar fronteras

Cancilleres de Argentina y Uruguay acordaron instalar laboratorio ambiental binacional en la CARU y eliminar visas a artistas.

“Hemos avanzado con mucha fluidez y con mucha sintonía, y auguro que esto va a seguir así por mucho tiempo”. En un tono que es habitual en la relación entre Argentina y Uruguay en los últimos meses, el canciller Rodolfo Nin Novoa sintetizó los avances de la reunión bilateral que mantuvo ayer en Montevideo con su par Susana Malcorra. Ante los reclamos de Uruguay y de Brasil de “flexibilidades” en el seno del Mercosur, la canciller argentina afirmó que esta posibilidad debe discutirse en conjunto pero sin “desbandar” el bloque cuando este afronta una negociación clave con la Unión Europea.

La reunión bilateral de ayer en el Palacio Santos fue breve, porque Malcorra debió abordar el vuelo que la llevaría de vuelta a Buenos Aires y porque ambos cancilleres compartieron, unas horas antes, un almuerzo organizado por la Unión de Exportadores del Uruguay (UEU) en Kibón, en el que ambos fueron disertantes. Nin le recitó a Malcorra el poema de Jorge Luis Borges “Milonga para los orientales”, que termina diciendo: “Milonga para que el tiempo / vaya borrando fronteras, / por algo tienen los mismos / colores las dos banderas”. Malcorra le respondió que para eso estaban trabajando.

La canciller argentina empezó su exposición en el almuerzo contando una anécdota de la primera reunión entre los presidentes de ambos países, en la estancia presidencial de Anchorena en enero de este año. Relató que Tabaré Vázquez había llegado al encuentro con una lista de solicitudes, y Mauricio Macri -en forma “un poco impaciente; los que lo conocen ya saben cómo es”- le iba respondiendo a todos los puntos con un “sí, adelante”. “Le dijo que sí a todo lo que Vázquez planteó. La reunión fue corta porque rápidamente se fue llegando a acuerdos”, recordó Malcorra. Agregó que de aquella lista “desaparecieron” todos los puntos que se habían señalado como dificultades en la relación bilateral.

Nin destacó las coincidencias y los puntos de vista en común que tienen ambos países, algo que ha sido “muy beneficioso para Uruguay. “Hemos tratado de poner sentido común a las cosas y dejar de lado posiciones que pueden tener que ver con la ideología”, sintetizó. El canciller uruguayo sostuvo en la conferencia que muchos de los temas de la agenda bilateral “pasaron a la órbita del olvido, porque están solucionados”, y el resto “está en vías de solución”. Respecto del dragado del canal Martín García y del dragado de acceso al puerto de Montevideo, Nin explicó que falta que Uruguay conteste algunas consultas que hizo la autoridad de navegación del vecino país, pero destacó la “muy buena fe en el nivel de consulta que se está haciendo”, que lo lleva a pensar que “en poco tiempo este tema se va a resolver”.

Nada bueno

Tanto Nin como Malcorra coincidieron en que la decisión de Reino Unido de abandonar la Unión Europea, que se votó en un plebiscito, constituye un “escollo” que enlentecerá el proceso de negociaciones del Mercosur con ese bloque. “No va a ser bueno para nosotros”, reconocieron.

Los cancilleres acordaron que el laboratorio ambiental binacional que los presidentes Vázquez y Macri resolvieron instalar, como una vía para solucionar el conflicto por UPM y el monitoreo del río Uruguay, funcionará en el seno de la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU). También acordaron trabajar para agilizar los controles aduaneros para el paso de los turistas de un país a otro durante el verano, y resolvieron exonerar de visas a los artistas de uno y otro país que cruzan el charco para hacer una actuación, lo que se concretará “a la brevedad” mediante un intercambio de cartas reversales entre ambas cancillerías. “Se estaba cobrando una visa a todas luces excesiva, y la vamos a eliminar a la brevedad”, remarcó Nin.

Por otra parte, los cancilleres anunciaron que está listo el convenio que baja a tierra un acuerdo marco ya firmado entre ambos países, por el que Argentina expresa su disposición a comprar los excedentes de la planta regasificadora que se instalaría en Puntas de Sayago.

Flexibles pero no tanto

El Mercosur también fue tema de conversación. Ante los reclamos de Uruguay, de Paraguay y de Brasil de flexibilidad para negociar acuerdos comerciales por fuera del bloque, la canciller de Argentina explicó la postura de su país. “Se está empezando a hablar de flexibilidad, el canciller [de Brasil, José] Serra ha hablado de flexibilidad en el Mercosur, y hay que empezar a trabajar en cuáles son los parámetros de la flexibilidad. Para nosotros, y en eso compartimos [la misma opinión] con Uruguay, lo que necesitamos es más Mercosur. Lo que nos falta es terminar de implementar el Mercosur que soñaron los fundadores. Ahora, para hacer eso, lo que debemos hacer es sentarnos todos los miembros del Mercosur y acordarlo”, señaló Malcorra. Agregó que de todos modos, esto debe hacerse “con muchísima cautela, por dos razones”. “Primero, porque estamos en una negociación muy importante con la Unión Europea y no tenemos de ninguna manera que dar la impresión de que estamos desbandando el Mercosur, al contrario. Segundo, porque cuando se empieza a hablar de estas cuestiones de flexibilidades, no tenemos que perder de vista que el tamaño del Mercosur como mercado es muy importante en una negociación. Podemos dar un margen, pero siempre tratando de priorizar el Mercosur como primera alternativa”, sostuvo Malcorra. Durante el almuerzo en la UEU, la canciller recordó el acuerdo que suscribió Uruguay con México, basado en un acuerdo marco que se había logrado con el Mercosur, y consideró que este esquema es “válido”. “Hay posibilidad de encontrar un balance sin perder la carta ganadora de tener un espacio común”, afirmó.

Nin informó, por otra parte, que no habrá cumbre de presidentes del Mercosur, debido a “las condiciones particulares” que están atravesando Brasil y Venezuela, y que se acordó que el traspaso de la presidencia pro témpore a Venezuela se hará por intermedio de una reunión de cancilleres, como se hizo el traspaso en la Unión de Naciones Suramericanas. Se definió también que Uruguay siga encabezando las negociaciones con la UE, en las que, por otra parte, Venezuela no participa.

Nin anunció también que la semana próxima el gobierno uruguayo recibirá al canciller de Brasil, José Serra. El canciller uruguayo destacó el trabajo conjunto que se está realizando con Argentina y Paraguay, pero agregó que “Brasil es una incógnita” y sólo se conocen sus intenciones por las noticias que salen en la prensa. “No sabemos cuál es hoy el grado de estabilidad de Brasil ni qué va a pasar con su gobierno”, manifestó Nin.

Etiquetas