Ir al contenido

Nacional | Jueves 02 • Junio • 2016

Juan Castillo. Foto: Santiago Mazzarovich (archivo, julio de 2015)

El otro ajuste

Castillo opinó que hay que analizar la coyuntura y revisar las pautas salariales, porque si no se va a “complicar aun más” la negociación colectiva.

El director nacional de Trabajo, Juan Castillo, aseguró que a su entender “hay elementos que harían importante que se realice un análisis de la coyuntura en el ámbito del Consejo Superior Tripartito, a los efectos de esperar la próxima fase” -la última y más importante- de la VI Ronda de los Consejos de Salarios, que comienza a fin de mes, con el vencimiento de 105 convenios colectivos. “Con las mismas herramientas que el año pasado, pero con una situación de la economía y de la producción más compleja; objetivamente, eso va a complicar aun más la negociación colectiva”, opinó Castillo. El jerarca recordó que cuando la inflación se disparó a dos dígitos, el presidente Tabaré Vázquez recibió a representantes del PIT-CNT y “hubo un compromiso de que los grupos que negociaban en la segunda fase de la ronda pudieran hacer un corrimiento de los lineamientos para que los que se aplicaran para 2015 también se aplicaran en 2016”. Además, “el presidente dijo que a mitad de este año se iba a analizar lo que estuviera pasando”, agregó Castillo, y expresó que posteriormente transmitió “esa idea del gobierno en un Consejo Superior Tripartito”. Castillo explicó que hasta la fase actual, cuyos convenios vencieron el 31 de diciembre, se “está trabajando con los lineamientos actuales”, pero “ahora llegó el momento de mediados de año para que, antes de que finalice el mes o a principios del mes que viene, analizar qué está pasando con la economía, con la inflación, con las cuestiones macroeconómicas, con los puestos de trabajo y, en función de eso, ver si se mantienen o se rectifican las pautas salariales para la negociación colectiva que se viene”. Castillo advirtió que la “complejidad” que tuvo la negociación en la fase actual de la VI Ronda podría empeorar en la que se abre el mes que viene, que es la más grande en cantidad de subgrupos.

El 30 de junio de 2015 vencieron 64 convenios, el 31 de diciembre de 2015 vencieron otros 32 y a fin de este mes culminan los últimos 105. Sin embargo, aún hay subgrupos de la segunda etapa que están negociando, y algunos están trancados. Si bien se han firmado convenios nuevos en la industria láctea y en el servicio doméstico, y el lunes se votará en el subgrupo forestación (trabajadores y empresarios llegaron a un acuerdo que supera las pautas del gobierno, por lo que el Poder Ejecutivo se abstendrá de aprobar ese convenio), todavía no se ha acordado en el sector del supergás (“que cuando se moviliza impacta en los servicios y en la opinión pública”), en ninguno de los subgrupos rurales (granjas, fruticultura, cítricos y arándanos, viñedos, criaderos de aves) ni en la industria del papel y la celulosa, informó Castillo. Todos los trabajadores de los subgrupos que no han llegado a acuerdos están sin cobrar los aumentos salariales correspondientes desde que vencieron sus convenios, mencionó el jerarca, como inmediata consecuencia de la demora en la negociación.

Entre los subgrupos que vencen el 30 de junio están molinos, fideerías, aceiteras, supermercados, tiendas, bazares, la industria del medicamento, terminales y depósitos portuarios, servicios financieros, redes de pagos, televisión abierta y para abonados, informática y personal de edificios.

En la propuesta tributaria alternativa que el PIT-CNT entregó al Ministerio de Economía y Finanzas la semana pasada figura, además, una iniciativa de modificación de los lineamientos salariales que plantea incrementar los ajustes salariales nominales previstos, tanto para el primer año como para los siguientes, contemplando la realidad inflacionaria mayor a la prevista en las pautas anteriores; incorporar correctivos anuales, de manera de corregir más rápido las diferencias entre los ajustes y la inflación real; incrementar las franjas que definen los salarios más sumergidos -cuyos ajustes adicionales actualmente son de 200 pesos semestrales para la primera franja y de 175 pesos semestrales para la segunda-, y establecer un aumento para los salarios públicos que corrija la inflación estimada de 5% por el índice actual.

Etiquetas