Ir al contenido

Internacional | Viernes 24 • Junio • 2016

Dólares incautados a José López, ex secretario de Obras Públicas argentino, en Buenos Aires el 14 de junio. Afp, s/d de Autor

En grupo

Se anunciaron varios procesamientos judiciales a funcionarios del gobierno de Cristina Fernández.

La Cámara de Diputados de Argentina comenzó a debatir ayer, en calidad de urgencia, varios proyectos de ley dirigidos a combatir la corrupción. Uno de ellos es una reforma del Código Penal que incorpora la figura del “arrepentido” en este tipo de causas judiciales. El otro permite al Estado apropiarse de los bienes que la Justicia incaute.

Además de tratar esos proyectos, la Cámara de Diputados aprobó una resolución que permitiría a la Justicia allanar la casa del ex ministro de Planificación Julio de Vido. Por ser diputado, De Vido cuenta con fueros que hacen necesario el aval de la cámara para ese procedimiento. La bancada oficialista intentaba aprobar esta resolución desde que fue detenido el ex secretario de Obras Públicas José López, la semana pasada. La diputada Diana Conti, del Frente para la Victoria (FpV), dijo que se trata de un intento de “intromisión” y “presión” por parte del macrismo sobre el Poder Judicial. De Vido, presente en la sesión, dijo que está “siendo sometido” a una “persecución política” al igual que varios ex jerarcas desde que asumió el gobierno de Mauricio Macri.

Ayer De Vido fue procesado junto al ex secretario de Transporte Ricardo Jaime por los delitos de abuso de autoridad y negociaciones incompatibles con la función pública, vinculados con supuestas irregularidades en contratos ferroviarios. Es el segundo procesamiento contra De Vido, que es investigado en otras causas y que podría serlo también en el caso que involucra a López. Respecto de este último, la Oficina Anticorrupción de Jujuy denunció vínculos entre el dinero que López intentaba esconder y la líder de Túpac Amaru, Milagro Sala, indagada por supuesto desvío de fondos públicos.

La mayoría de los diputados del FpV votó en contra de la medida, pero cerca de un tercio se pronunció a favor, y, después de la sesión, el Movimiento Evita anunció que se separa de esa bancada en la cámara baja. “No podemos dejar que la corrupción ensucie la única herramienta que tienen los trabajadores para conquistar derechos: la política”, manifestaron en un comunicado los seis diputados del grupo. En una conferencia de prensa posterior, el diputado Leonardo Grosso dijo: “Nos vamos del bloque, pero no renegamos del pasado”.

De Vido, López y Jaime no son los únicos con causas judiciales en Argentina. Ayer fueron procesados los tres últimos jefes de Gabinete de Cristina Fernández: Aníbal Fernández, Jorge Capitanich y Juan Manuel Abal Medina, al igual que el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino, Luis Segura, otros dirigentes de esa organización y ex coordinadores del programa Fútbol para Todos. Los procesamientos fueron dispuestos por el delito de incumplimiento de deberes debido a la omisión de control de los fondos del programa. Según la investigación judicial, esto permitió que otros ex jerarcas desviaran esos recursos.

Pero hasta la campaña de la ex presidenta está bajo la lupa: ayer fueron procesados dos ex funcionarios y cuatro empresarios por una presunta red que lavaba dinero y lo utilizaba para financiar la campaña electoral de Cristina Fernández y Julio Cobos en las elecciones de 2007. Cobos dijo que él no estuvo vinculado con la financiación y pidió que “la Justicia investigue a fondo los hechos denunciados”.

Etiquetas