Ir al contenido

Nacional | Jueves 23 • Junio • 2016

Entran todos

La Red de Gobierno Abierto sugiere nuevas exigencias en materia de transparencia a quienes contratan con el Estado.

En estos días, políticos de distintos partidos comenzaron a publicar la declaración patrimonial de sus bienes. La semana pasada lo hizo el diputado Gonzalo Mujica (Asamblea Uruguay, Frente Amplio), y esta semana lo siguieron los senadores Pablo Mieres (Partido Independiente), Pedro Bordaberry (Vamos Uruguay, Partido Colorado) y Luis Lacalle Pou (Todos hacia Adelante, Partido Nacional). Los casos de corrupción en Argentina y Brasil pusieron el tema de la transparencia en la agenda, y el domingo El País publicó que la Junta de Transparencia y Ética Pública (Jutep) hizo “reparos formales” sobre la declaración de bienes del presidente Tabaré Vázquez, aunque estos referían a la de su esposa, María Auxiliadora Delgado, que presentó su declaración en un sobre cerrado dentro de la de Vázquez. El sobre no fue abierto por la Jutep porque el matrimonio tiene separación de bienes. La nota aclaraba que la ley obliga al presidente y al vicepresidente de la República a presentar la declaración de bienes, y que sus cónyuges o concubinos pueden optar por la confidencialidad. En un comunicado difundido ayer, la Jutep aclaró que no puso “reparos” a las declaraciones de bienes presentadas por Vázquez: “Ese tipo de pronunciamientos no se encuentra entre los cometidos de la Jutep y, a juicio de este organismo, en lo que se refiere a la presentación de las declaraciones juradas que está obligado a presentar, el Dr. Tabaré Vázquez ha actuado con estricto apego a la legislación vigente, habiéndolas entregado en tiempo y forma, con las aclaraciones pertinentes respecto a las declaraciones de su esposa”. El comunicado aclara que el documento de donde surgió esa aclaración fue “un documento de trabajo” presentado en un taller en 2015.

Bordaberry declaró un patrimonio de 22.697.434 pesos (no declaró inmuebles ni vehículos, sino su sueldo como senador, cuentas bancarias y 12% de las acciones de un establecimiento rural en Durazno). El patrimonio neto declarado por Lacalle Pou asciende a 534.583 dólares (dos inmuebles, cuentas bancarias y también su sueldo como senador), mientras que el del también nacionalista Jorge Larrañaga era, según datos de 2014, de 711.581 dólares (además de su sueldo de senador, declaró cuentas bancarias, un campo en Flores, un apartamento en Montevideo, una camioneta, una lancha y cuatro caballos). En tanto, Vázquez declaró un patrimonio neto por 29.809.846 pesos (además de su sueldo como presidente recibe una jubilación de la Caja de Profesionales, tiene un auto, depósitos bancarios y 20% de un inmueble). El vicepresidente, Raúl Sendic, declaró un patrimonio de 6.792.000 pesos (compuesto por 50% de un inmueble, dos vehículos y su sueldo).

La Red de Gobierno Abierto (integrada por organizaciones sociales como Uruguay Transparente, DATA y el Centro de Archivos y Acceso a la Información) emitió una declaración en la que manifiesta su satisfacción “frente al debate y propuestas” que han surgido en estos días, y hace sugerencias: que las declaraciones patrimoniales de quienes ocupen cargos de poder en distintos ámbitos estatales sean públicas, que estas se deben controlar, que también “es saludable” considerar el rol del sector privado (“No existe corrupción en el sector público sin actores del sector privado que la promuevan”, aseguran), que se debería “considerar nuevos requerimientos de transparencia para quienes contratan con el Estado o reciben dinero público”, y que para mejorar los estándares internacionales y abordar estos puntos se deben concretar reformas legales.

Etiquetas