Ir al contenido

Nacional | Martes 07 • Junio • 2016

No da el brazo a torcer

El senador nacionalista Jorge Larrañaga acudió ayer a la Comisión de Defensa Nacional de la cámara alta para defender dos de las iniciativas que presentó a principios de abril: una que establece la creación de una Guardia Nacional y otra que habilita al Ministerio de Defensa Nacional (MDN) a custodiar sedes diplomáticas y edificios públicos, de forma de liberar policías para destinarlos al “combate a la delincuencia”. Esta última iniciativa no cuenta con el respaldo del comandante en jefe del Ejército, Guido Manini Ríos. Sin embargo, Larrañaga dijo discrepar “de manera radical con su opinión”: “Sostiene que los militares no están preparados para tareas individuales sino que tienen que desplegar tareas grupales, y eso no es así, porque efectivos de prefectura naval cumplen tareas en la franja costera y uno los ve individualmente trabajando; si no, recórrase la franja costera de Montevideo”. Luego argumentó que la decisión final sobre este tema le compete al presidente Tabaré Vázquez y no a Manini Ríos. Respecto de la creación de la Guardia Nacional, Larrañaga explicó que la idea es crear una fuerza que “colabore con el Ministerio del Interior” y dependa de este, integrada por militares que actuarían “en funciones de policía, con adiestramiento policial y con un uniforme diferente al que actualmente tiene esta fuerza”. Según el senador, la diferencia con la actual Guardia Republicana es que sería “complementaria”. El senador explicó que si bien estaría bajo el mando operativo del Ministerio del Interior, dependería funcionalmente del MDN y tendría “cometidos diferentes como, por ejemplo, el control del abigeato, de la frontera y la lucha contra el narcotráfico”.

Etiquetas