Ir al contenido

Nacional | Miércoles 08 • Junio • 2016

Guillermo Besozzi y Luis Alberto Heber en rueda de prensa, ayer, en la Torre Ejecutiva. Foto: Alvaro Salas, Presidencia

No es lo que parece

Blancos denuncian que en la comisión interpartidaria sobre seguridad no se ve un “cambio de rumbo”

La delegación del Partido Nacional (PN) que asiste a la Comisión Interpartidaria de Seguridad y Convivencia Ciudadana está cada vez más disconforme con el accionar de este grupo, según lo dieron a entender ayer sus representantes tras el encuentro en la Torre Ejecutiva. “Cuando entramos al área chica del asunto, nos tiran la pelota para afuera”, graficó el senador Javier García (Todos hacia Adelante), que luego aseguró que su partido no constata “que exista un cambio de rumbo” en la política de seguridad del gobierno.

Lo que ocurrió ayer es que los dos temas que abordó la comisión, el narcotráfico y la minoridad infractora, son los que más dividen a los partidos políticos que la integran. Los blancos buscan una suba generalizada de los delitos de narcotráfico, tanto en las penas mínimas (garantizando su inexcarcelabilidad) como en las máximas, y sin que importe si los delitos implican a organizaciones delictivas o si son efectuados de forma totalmente individual. Mientras tanto, el gobierno y el Frente Amplio (FA) buscan garantizar la inexcarcelabilidad del financiamiento, la comercialización y la producción cuando refiera al crimen organizado. Según explicó el prosecretario de Presidencia, Juan Andrés Roballo, “es difícil que haya producción o comercialización sin que haya una organización, aunque sea mínima”. Incluso, agregó, la propuesta del PN podría “colidir con normas como la regulación del cannabis, y eso no es lo que estamos pensando”. Durante su intervención, García había mencionado que esta suba de penas “no la estamos pensando para aquel que tiene una planta de más”.

Respecto de los infractores menores de edad, los blancos buscan que las penas mínimas para los delitos gravísimos como rapiña con violencia, copamiento y secuestro se suban a cinco años las mínimas y a diez las máximas.

La senadora del FA Daniel Payssé criticó como “desmedido y desafortunado” que digan que “cuando no queremos hacer algo nombramos una comisión. Esos temas tienen que ser analizados en un contexto mayor que el aumento de penas”.

Etiquetas