Ir al contenido

Deporte | Viernes 17 • Junio • 2016

Martín Lasarte, ayer, en la sede de Nacional. Foto: Santiago Mazzarovich

Otro camino

Asumió el nuevo cuerpo técnico de Nacional encabezado por Martín Lasarte.

“Antes de llegar aquí, sentí una explosión de emociones. Uno revivía lo que le pasó hace algunos años e incluso algunas décadas atrás, cuando pasó por una instancia similar. Uno, como entrenador, tiene la posibilidad de trabajar en una institución como esta, pero llegar a hacerlo dos veces lleva a que uno se sienta muy afortunado. Y soy de las personas que piensan que esa fortuna no hay que dejarla pasar: hay que aprovecharla al máximo. Venimos con toda la ilusión, toda la motivación y todo el deseo de hacer nuestros los objetivos del club y llevarlos a buen puerto. Estamos muy contentos. Quiero agradecerle al club que haya pensado en nosotros. Me siento muy contento y muy feliz por tener esta nueva oportunidad”.

Con estas palabras Martín Lasarte comenzó su segundo ciclo como director técnico de Nacional, durante la presentación realizada ayer en la sede de la institución tricolor de la avenida 8 de Octubre.

Junto con Lasarte, trabajará en el nuevo cuerpo técnico el profesor Marcelo Tulbovitz, que también retorna a tiendas tricolores luego de ser campeón en la temporada 2011-2012 cuando formó parte del equipo que comandaba el argentino Marcelo Gallardo. Además, Rodolfo Neme será uno de los ayudantes de campo, y Sebastián Eguren, que a los 35 años puso fin a su carrera como jugador, también estará en el equipo de trabajo de Lasarte.

Diez años después de haber terminado su primer ciclo como técnico de Nacional, con una amplia carrera en el fútbol extranjero en equipos como Millonarios de Colombia, Real Sociedad de España -con el que salió campeón de la Segunda División española- y los chilenos Universidad Católica y Universidad de Chile -con estos últimos ganó el campeonato, la copa y la supercopa chilena-, Lasarte firmó un contrato de un año y medio con el equipo tricolor con el objetivo de salir campeón.

En su futuro cercano disputará el Torneo Uruguayo Especial, que arrancará el 6 de agosto, y, un poco más allá en el tiempo, la Copa Libertadores, que comenzará en febrero del año que viene.

Cambios de bolso

El plantel de Nacional está licenciado hasta el 23 de este mes, día en el que comenzará los trabajos de pretemporada en Los Céspedes.

Hay varios contratos que vencen a fines de junio, y por eso Lasarte se reunirá en estas horas con el gerente deportivo tricolor, Alejandro Lembo, para empezar a definir esas cuestiones. Precisamente dos jugadores que estaban próximos a la finalización del vínculo laboral renovaron contrato durante esta semana, el arquero Esteban Conde y el delantero Sebastián Fernández.

Hay bajas seguras: Sebastián Gorga se marchará al Genoa de Italia y Cristian Tabó regresará al Atlas mexicano, club dueño de su pase. Además, a Matías Cabrera, Ignacio González, el argentino Alejandro Barbaro y el brasileño Léo Gamalho no se les renovará el contrato y quedarán libres. La lista de bajas la engrosa Seba Eguren tras pasar de adentro hacia afuera de la cancha. Son siete bajas, en principio, y hay que ver qué sucede con el arquero panameño Luis Mejía, quien ya terminó su vinculación con Nacional, pero hay interés de que siga.

En cuanto a incorporaciones, por ahora no hay nada concreto, pero sí muchas especulaciones. Los volantes Guzmán Pereira, ex Montevideo Wanderers y actualmente en Universidad de Chile -en el que lo dirigió Lasarte el año pasado- y Sebastián Rodríguez, de gran campaña en Liverpool, están en la órbita tricolor, al igual que el lateral derecho de Cerro Agustín Sant’Anna, y otro liverpoolense, recientemente consagrado como uno de los goleadores del pasado Uruguayo, el delantero Junior Arias. Más lejos en las chances, porque se dice que ambos tienen ofertas en el exterior, están los bohemios Alex Silva y Diego Riolfo. Pese a todo, el nuevo técnico de Nacional fue claro en la conferencia de prensa: “Hay que hablarlo con la dirigencia, tenemos un montón de nombres. Los que te acercan, los que se hablan, los que se sugieren. Hay miles; llegadas no van a ser tantas, los dedos de una mano alcanzan o andarán por ahí”.

Etiquetas