Ir al contenido

Nacional | Jueves 02 • Junio • 2016

Se pierden el tren

Preocupación por operadora de AFE.

La creación de Servicios Logísticos Ferroviarios (SLF), una empresa pública de derecho privado que se encarga de las operaciones que anteriormente realizaba AFE, no parece estar dando buenos frutos, al menos en opinión del sindicato del área, la Unión Ferroviaria (UF). Este gremio, que se opuso con firmeza a la conformación de la empresa, anunciada como posible solución a la situación de AFE durante el gobierno de José Mujica, está haciendo sentir sus reclamos en los últimos días.

La UF se movilizó el 23 de mayo en José Batlle y Ordóñez, Lavalleja, durante el Consejo de Ministros abierto que se realizó en esa localidad. Allí consiguió llegar a un acuerdo de palabra con el presidente Tabaré Vázquez, quien se comprometió a recibirlos en la Torre Ejecutiva. El sindicato presentó la solicitud el lunes en la sede de Presidencia, y ayer sus representantes visitaron la Comisión de Transporte, Comunicaciones y Obras Públicas de la Cámara de Representantes. Allí, el presidente del gremio, Carlos Aramendi, dijo que el volumen de carga de los trenes cayó considerablemente desde que opera SLF, que comenzó a cumplir sus tareas en julio de 2015. Desde esa fecha hasta abril de este año, el volumen de carga cayó 35% en comparación con el mismo período del año anterior.

Aramendi también denunció que con la reforma de AFE esta empresa pública pasó a encargarse exclusivamente de la infraestructura ferroviaria, y al no recibir los ingresos por las cargas, “dejó de recibir dinero genuino mes a mes y tiene problemas económicos”. “Casi no le entra dinero, únicamente por medio del canon que le paga SLF. Hay una paramétrica, que no se sabe de dónde sale, para conformar ese canon, que para nosotros es un regalo”, sostuvo.

Al respecto, el diputado oficialista Daniel Caggiani consideró que sería bueno esperar a julio para evaluar el funcionamiento de la operadora a un año de instalada. “Si no hay resultados positivos en el primer año, como en cualquier empresa privada, es lógico que pueda haber consecuencias para los cargos gerenciales”, afirmó.

Etiquetas