Ir al contenido

Humor | Jueves 09 • Junio • 2016

Solución al conflicto de Secundaria: alumnos entregarán una manzana a docentes antes de cada clase

Las autoridades creen que con esta medida podría evitarse que decenas de miles de estudiantes se queden sin clase cada vez que uno de ellos insulta a un profesor.

La Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes) realizó ayer un paro de 24 horas en protesta por una agresión verbal por parte de un alumno a una profesora y una adscripta en el liceo 49 de Punta de Rieles. Los estudiantes del centro se quejaron por la “actitud discriminadora y falta de huevos” de sus docentes, ya que “María Julia Muñoz estuvo insultándolos durante todo el año pasado y nunca pidieron que la suspendieran o que la trasladaran a otro ministerio”. Desde el Consejo de Educación Secundaria (CES) calificaron la decisión de parar de “exagerada”, ya que no se trató de una agresión física, sino de una verbal. De todas maneras, los jerarcas se mostraron dispuestos a encontrar una solución “que deje satisfechos a los docentes”. Fuentes del organismo aseguraron que se está trabajando en un plan piloto que implicaría que todos los alumnos les entreguen una manzana a sus profesores antes del inicio de cada clase. “La relación entre los educadores y los educandos está muy deteriorada, pero se puede hacer cosas para recomponerla. A veces un alumno insulta a un profesor, son cosas que pasan. Pero si al otro día le regala una manzana, podemos evitar, con ese simple gesto, un paro que deje a decenas de miles de estudiantes sin clases”, aseguró Celsa Puente, directora general del CES. Desde Fenapes reconocieron que la propuesta cayó “muy mal” entre un buen número de profesores, que la calificaron de “ridícula y ofensiva”. Pero hubo otros que la consideraron “interesante”, ya que si bien les parece que tendrá un efecto “casi nulo” a la hora de reducir los niveles de violencia en un liceo, por lo menos les serviría para “tener alguna cosita para comer en los huecos que nos quedan entre las 17 clases en seis liceos diferentes que tenemos por día”. Sobre la noche de ayer los dirigentes de Fenapes calificaron la medida de “muy exitosa”, ya que “al no ir a los liceos, los docentes tampoco tuvieron que soportar los insultos que reciben de los alumnos desde hace 15 años, a pocos metros de las aulas pero en la vereda”.