Ir al contenido

Internacional | Viernes 22 • Julio • 2016

Acusado de fraude

El diario brasileño Folha de São Paulo es acusado de manipular una encuesta en beneficio de Temer.

El sábado, Folha de São Paulo publicó los resultados de una encuesta de Datafolha e informó que 50% de los brasileños quieren que el presidente interino, Michel Temer, continúe en su cargo hasta 2018 y que sólo 32% prefiere que vuelva Dilma Rousseff, suspendida desde mayo y a un mes de enfrentarse al proceso que puede culminar con su destitución.

Según el portal de noticias The Intercept y varios blogs brasileños, Folha cometió un “fraude periodístico” y “manipuló” el sondeo al divulgar datos que benefician a Temer y omitir otros que lo dejan mal parado. Las acusaciones se basan en el informe completo de Datafolha, que fue divulgado el lunes.

Uno de los datos que Folha no publicó, y que se encuentran en el documento original de Datafolha, es que 62% de los encuestados prefiere la convocatoria a elecciones anticipadas en Brasil, antes que seguir bajo el liderazgo de Temer o de Rousseff. El diario, en cambio, divulgó que sólo 3% prefería nuevas elecciones.

De acuerdo con el documento original, la pregunta que se le hizo a los encuestados fue: “En su opinión, ¿qué sería mejor para el país? ¿Que Rousseff vuelva a la presidencia o que Temer continúe en el cargo hasta el año 2018?”. De los encuestados, 50% respondió que es mejor que Temer continúe su mandato hasta 2018 y que 32% prefiere a Rousseff en el cargo. No es correcto decir que 50% de los brasileños prefiere a Temer en el poder: la mitad de los consultados prefiere a Temer sólo si la única alternativa es la vuelta de Rousseff. El 18% restante no eligió ninguna de las dos opciones. Folha, sin embargo, estableció que 3% de los encuestados dijeron que querían nuevas elecciones y 4% que no querían ni a Temer ni a Rousseff en la presidencia, aunque ninguna de estas opciones aparecía en la pregunta.

Según Datafolha, la posibilidad de “nuevas elecciones” fue mencionada espontáneamente por 3% de los encuestados y por eso se incluyó en esta pregunta, a pesar de que no era una de las dos opciones. También confirmó que había una pregunta “explícita” sobre la convocatoria a nuevas elecciones: de ahí surge un 62% favorable a que se convoquen. El editor ejecutivo de Folha, Sérgio Dávila, explicó que el escenario de una “renuncia doble de Temer y Rousseff”, preferido por 62% de los entrevistados, fue omitido porque no era “periodísticamente relevante”.

Otros datos que no fueron publicados en Folha tienen que ver con la popularidad de Temer, que en el estudio se situó en 14%. Además, 33% de los brasileños no supo responder cuál era el nombre del actual presidente. Tampoco se incluyó en el diario que 37% de los consultados consideró ilegal el juicio político contra Rousseff y lo calificó de “golpe de Estado”.

Por otro lado, la misma encuesta reveló que el ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva lidera la intención de voto para las elecciones presidenciales de 2018, aunque perdería con cualquiera de sus rivales en una eventual segunda vuelta. De acuerdo con las simulaciones hechas por Datafolha, Lula encabeza las encuestas con un porcentaje de preferencias que varía entre 22% y 24%. Su ventaja desaparece, sin embargo, cuando tiene que enfrentar mano a mano a cualquiera de sus posibles rivales en una segunda vuelta: ya sea el senador Aécio Neves; la ex ministra de Medio Ambiente Marina Silva; el actual ministro de Relaciones Exteriores, José Serra; o el gobernador de San Pablo, Geraldo Alckmin.

Lula también es el más rechazado por los votantes. Mientras que 46% de los encuestados asegura que nunca votaría a Lula para la presidencia, el índice de rechazo es de 29% para Neves, 19% para Serra, 17% para Silva y 16% para Alckmin.

Etiquetas