Ir al contenido

Internacional | Martes 26 • Julio • 2016

Ataques y sospechas

La agencia de noticias Amaq, vinculada con el grupo jihadista Estado Islámico (EI), confirmó que el joven sirio que murió el domingo al detonar una bomba en la ciudad de Ansbach, en Alemania, era uno de sus “soldados”. Identificado como Mohammad D, el hombre se declaraba en un video seguidor de Abu Bakr al Bagdadi, el líder de EI, y eso llevó a la Fiscalía Federal de Alemania a considerar la investigación como un atentado.

El atacante, de 27 años y originario de la ciudad de Alepo, intentó ingresar a un festival de música que se celebraba en el centro de la ciudad, pero como no tenía entrada, que costaba 35 euros, no pudo hacerlo. Había llegado a Alemania dos años atrás y su petición de asilo había sido rechazada luego de comprobarse que ya había recibido ese pedido Bulgaria. A consecuencia de esto se libró una orden de expulsión del país, la cual quedó en suspenso debido a que el joven fue ingresado dos veces en un hospital psiquiátrico por intento de suicidio. Mohammad D tenía que abandonar Alemania en 30 días y se investiga la hipótesis de que esa orden fuera la desencadenante del intento de atentado. En su lugar de residencia se halló nafta, pilas, alambres y ácido clorhídrico. La policía bávara incautó también una notebook con imágenes violentas de EI, dos teléfonos celulares, varias tarjetas SIM y un “fajo de billetes de 50 euros”.

El ministro del interior alemán, Thomas de Maizière, tras confirmar el vínculo del atacante con EI, advirtió contra la tentación de caer en una sospecha generalizada sobre los refugiados.

Después de que ocurrieron sucesivos atentados en varios países, la hipótesis de un ataque terrorista es una de las que afloran ante hechos violentos que involucren armas o explosivos. Ayer esa teoría fue descartada por la Policía de la ciudad de Fort Myers, en Estados Unidos, en relación con el tiroteo que causó la muerte de dos personas y dejó más de 15 heridos en una discoteca, aunque hasta anoche el móvil de esa agresión no había sido aclarado. La Policía tampoco ha podido determinar cuántas personas dispararon contra los adolescentes que asistieron a la fiesta en la discoteca Club Blu, pero informó que se detuvo a tres sospechosos.

Etiquetas