Ir al contenido

Nacional | Lunes 25 • Julio • 2016

Con los sentidos intactos

Los votantes frenteamplistas hicieron cola para votar en la mayoría de los comités del país.

En los últimos días, algunos dirigentes del Frente Amplio (FA) calificaron de “fría” la campaña rumbo a las elecciones internas. Por lo bajo se decía que 80.000 votos era una cifra para conformarse, pese a que en las últimas elecciones internas la votación fue de 180.000. Sin embargo, desde la mañana del domingo se notó un movimiento que sorprendió a muchos; las colas para votar fueron una constante en la mayoría de los comités de base de Montevideo y en el resto de los departamentos.

En la ciudad de Florida, en la sede central del FA, había que esperar tres o cuatro turnos para pasar al cuarto secreto, en la mayoría de los circuitos. En la puerta del comité se instaló una mesa con todas las listas. “Adentro [de los circuitos] también hay”, aclaraban los militantes.

El comité de la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración instaló un circuito improvisado con una carpa roja, a los pies de la explanada de la Universidad de la República. El cuarto de votación estaba armado con una lona. En la cola aguardaban Manuel, de 19 años, y Eugenia, de 20. Fueron a votar para “cambiar lo que no está bueno”. “Estoy discrepando con las medidas del gobierno”, dijo Manuel. “Y tenemos la oportunidad democrática de elegir”, complementó Eugenia.

En ese circuito hubo mucho movimiento, y a las 17.00 ya habían votado 210 personas. “El punto ayuda”, reconocían los militantes que estaban en la mesa, en alusión a que se trataba de lugar céntrico y a la cercanía con la feria de Tristán Narvaja. Una de ellos confesó que pensó que iba a pasar frío y a ver poca gente, porque los medios “estaban todo el tiempo marcando eso”. “El frentista, llegado el momento, viene”, acotó su compañero de mesa.

Sobre la calle Canelones, un local del Partido Comunista sólo recibía votos observados, y en la tarde sumaba 87 sufragios. Rosana, una de las integrantes de la mesa, contó con orgullo que cuatro generaciones de su familia votaron allí: ella misma, su hija, su nieta y su madre.

En Malvín, el comité casi homónimo Malvines recibió, como otros de la capital, la visita de Carlos Varela, candidato único a la presidencia de la departamental de Montevideo. “Yo voto en otro lado, estoy de visita”, aclaró enseguida, y se quedó conversando con los presentes. Una señora explicaba a quienes estaban por sufragar a quiénes debían marcar por las bases.

El comité Ángel Yoldi, del Parque Rodó, se vio “un poco superado”, reconoció Omar, uno de sus integrantes. A las 17.30, la cola llenaba el comité y ocupaba unos metros de la vereda sobre la calle Gonzalo Ramírez, donde un parlante explicaba cómo votar alternando con el jingle de la última campaña, “Que no se detenga”. Allí funcionaron dos circuitos, y a esa hora habían votado 468 personas. “Ha venido cantidad de gente. Algunos compañeros me dijeron que no tenían pensado venir, porque no tenían incentivo, pero como vieron que había gente que estaba llamando públicamente a no votar, vinieron”, dijo Omar, en referencia a la posición del publicista Esteban Valenti, afín al Frente Líber Seregni, que escribió una columna en Montevideo Portal en la que explicaba por qué no concurriría a votar. Hubo también alusiones concretas de dirigentes del FA a la postura de Valenti. “Voté, y para quien convocó a no votar, se lo digo antes de saber cuántos votaron. Otra vez te equivocaste feo”, escribió en Twitter el ex diputado del Nuevo Espacio Horacio Yanes.

Hubo locales de votación móviles, en ómnibus, y alguna sopa para soportar el frío.

Faltó con aviso

El presidente Tabaré Vázquez explicó mediante un comunicado que tuvo la “firme intención” de concurrir ayer a votar en las elecciones internas del Frente Amplio pero no pudo hacerlo por la incompatibilidad de esa acción con el artículo 77 de la Constitución y por su “inquebrantable respeto al ordenamiento jurídico vigente”. Dicho artículo establece en su numeral 5º que el presidente de la República no podrá “formar parte de comisiones o clubes políticos, ni actuar en los organismos directivos de los partidos, ni intervenir en ninguna forma en la propaganda política de carácter electoral”. Vázquez realizó una consulta al ministro de la Corte Electoral Wilfredo Penco, y este le respondió que hasta la fecha dicho artículo de la Constitución no ha sido interpretado por ley y, por tanto, “podrían resultar admisibles diversas y encontradas interpretaciones al respecto, y hasta plantearse una eventual contienda en tal sentido”. Penco agregó que, dado que “las elecciones internas referidas implican, de acuerdo a disposiciones estatutarias, la adhesión simultánea al partido político, y dada la estructura partidaria en el Uruguay, integrada por comités, comisiones o clubes políticos”, resulta “prudente y aconsejable” que el presidente se abstenga de sufragar en esas circunstancias.

Etiquetas