Ir al contenido

Nacional | Lunes 25 • Julio • 2016

Contra los pronósticos

Frente Amplio consiguió casi 95.000 votos; cifra menor a la de 2012 pero que superó expectativas de dirigentes.

Sobre las 19.00 del domingo, algunos dirigentes del Frente Amplio (FA) empezaron a llegar a La Huella de Seregni, entre ellos el diputado del MPP Daniel Caggiani, la senadora del mismo sector Lucía Topolansky, el diputado socialista Gonzalo Civila, el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Álvaro García, y la diputada de Asamblea Uruguay Bertha Sanseverino. La última presidenta del FA, Mónica Xavier, hacía rato que estaba allí dando entrevistas a los canales de televisión. En las conversaciones informales que precedieron a la conferencia de prensa, primaba la “hipótesis Valenti”: varios dirigentes del FA bromeaban -o estimaban seriamente- que el llamado del publicista Esteban Valenti a no votar en las internas había provocado el efecto contrario.

Cuando el candidato a la presidencia de la departamental de Montevideo, Carlos Varela, subió las escaleras de La Huella, varios le palmearon la espalda y le aseguraron que, según las proyecciones, sería el ganador. “Es probable, pero hay que esperar, no hay que ser exitistas”, bromeó Varela, que fue candidato único. “Este es mi pollo”, bromeó también el diputado socialista Roberto Chiazzaro, abrazándolo.

El clima era de expectativa, motivado sobre todo por la longitud de las colas observadas en los comités. Topolansky comentó que en su zona, que son circuitos rurales, hubo en algunos de ellos 50 votos, lo que estimó como una cifra alta. Antes de las 20.00, para satisfacer el pedido de los canales de televisión que querían salir en vivo, se realizó la conferencia de prensa, con circuitos que aún no habían cerrado porque se extendió el horario de votación.

Tras felicitar a la militancia y a los cuatro candidatos a la presidencia y expresar una “alegría enorme”, el dirigente comunista Daniel Marsiglia informó, en representación del Secretariado Ejecutivo del FA, que a la hora 18.30 el FA superaba los 92.000 votantes. Más avanzada la noche, se ajustaron las expectativas y en el FA estimaban que la votación estaría en el entorno de los 95.000 votos. “Esta es una demostración más de lo que significa ser frenteamplista en nuestro país”, manifestó Marsiglia. “El FA nuevamente redobla su esperanza en su proyecto político”, afirmó. Destacó que la elección fue a padrón abierto, y recordó que fueron seis elecciones en una: se votó a la presidencia del FA, las presidencias de las departamentales, a los plenarios nacionales y departamentales, y a las autoridades nacionales y departamentales de las bases. “No hay ninguna fuerza política en nuestro país que realice este tipo de elecciones”, resaltó el dirigente.

La conferencia se cerró con los presentes cantando “Soy del Frente”, y cuando bajó la intensidad del canto se escuchó al intendente de Montevideo, Daniel Martínez, sacar a relucir su condición de hincha de Defensor Sporting: “Vamo arriba, vamo la viola”. “La verdad, muy contento. 92.000 votos en el marco de la situación política y de todo lo que se ha hablado es una excelente votación. Gane quien gane, se empodera, que es lo que queríamos. Va a ser alguien que va a tener el respaldo de los frenteamplistas, que es una señal democrática”, dijo el intendente a la diaria. “Vamo arriba”, “Buena votación”, repetían los dirigentes, y se palmeaban la espalda.

Roberto Conde, uno de los cuatro candidatos a la presidencia del FA, consideró que la votación fue “buena”. “Tenemos también una evaluación en general positiva de la campaña, hemos planteado todos los temas. Ahora depende de que el FA sea capaz de aprovechar este debate para reconstituirse. No hemos escondido las fallas, no hemos dejado de plantear pensamiento crítico hacia adelante, y hemos reafirmado nuestro común denominador de izquierda. Estamos en condiciones de construir a partir de mañana una fase mejor de lucha para el FA”, evaluó.

Otro de los candidatos, Alejandro Sánchez, opinó que fue “terrible votación”. “Se decía que en esta elección el FA iba a salir de rodillas, y creo que sale fortalecido. Ahora hay que trabajar el doble para seguir revinculando al FA con la sociedad, que es lo que tenemos que hacer”, dijo Sánchez. Valoró el hecho de que terminó “fracasando” la idea “que se quiso instalar de desertar del FA”. “Creo que los frenteamplistas acaban de dar una señal muy grande de unidad y de pertenencia a una fuerza política que se para con el fin de seguir construyendo cambios en Uruguay”, sostuvo.

José Bayardi, también candidato a la presidencia, destacó que el FA es la única fuerza política que hace este tipo de elecciones y “además lo hace estando en el gobierno”. “Esto es una demostración muy importante de la vitalidad del Frente. Es una ratificación del compromiso del FA y de la necesidad del FA de seguir transformando el país en beneficio de las mayorías”, evaluó. En cuanto a la caída que se registró respecto a las internas anteriores, Bayardi diferenció el contexto en el que se dieron las últimas dos internas. “El contexto de 2006 era de recién llegados al gobierno, el contexto de 2012 era de una agenda a consagrar desde el punto de vista legislativo muy importante, hoy hay una situación de crisis importante en la región. Nosotros, en función de ese contexto, hacíamos la previsión de que iba a haber menos gente, pero en los últimos diez días hubo como un toque de la fibra de los frenteamplistas”, consideró.

El otro candidato a la presidencia de la coalición, Javier Miranda, opinó que votó “un buen número” pero señaló que se trata de “un número menor que la última elección, y ese también es un dato”. “Hay que tomar las cifras con cautela. Por un lado, no logramos convocar arriba de los 100.000 votos, y, por otro lado, ante todos los augurios de una campaña fría, que no iba a convocar, resulta que estamos cerca de los 100.000 votos. Ni para tirar las campanas al aire ni para decir que está todo horrible”, indicó. “Es un hecho que hay un montón de votantes del FA que está desconforme, molesto con el FA. Lo que pasa es que se suponía que esa inconformidad iba a ser mayor aún, y sin embargo se logró convocar”, agregó.

Hoy el Secretariado Ejecutivo del FA hará una valoración de la votación y se tendrá el número exacto de votantes. A partir de hoy y hasta el jueves, se cotejará que las personas hayan votado una sola vez -si alguien votó doble, se pasa automáticamente al adherente al Tribunal de Conducta Política-. “Por un problema de cristalinidad, nosotros tenemos que seguir este proceso”, explicó a la diaria el presidente de la comisión electoral, Alfredo Curbelo. Recién a partir del jueves o viernes comenzará el escrutinio. En el interior, con excepción de Canelones, se escrutará en cada departamento sábado y domingo y los resultados se conocerán el lunes. Los votos del exterior, que rondaron los 3.000, se escrutan en cada país. Los votos de Montevideo y Canelones se escrutarán en La Huella de Seregni, y los resultados definitivos estarán recién en 16 días, si bien se podrá tener alguna aproximación en ocho días en caso de que la diferencia entre los candidatos sea grande.

Etiquetas