Ir al contenido

Nacional | Jueves 14 • Julio • 2016

Crecen

El uso de tobilleras electrónicas está en aumento.

El Ministerio del Interior (MI) divulgó algunas cifras relativas a la utilización de las “tobilleras electrónicas” en casos de “alto riesgo” de violencia doméstica. Actualmente hay 202 hombres y una mujer que tienen el aparato en su tobillo. En lo que va del año se gestionaron 149 casos en Montevideo (30 dispuestos por juzgados penales, el resto por jueces letrados de familia), 36 en Canelones, seis en Maldonado y cinco en San José.

El MI interpreta que las 757 tobilleras colocadas significan que “han pasado por el sistema” 1.514 personas, entre “víctimas y ofensores”. La directora de Políticas de Género del MI, July Zabaleta, reconoció en abril, en conversación con la diaria, que aún no hay datos sistematizados sobre niños víctimas de violencia doméstica, porque generalmente no se los incluye en las denuncias. Zabaleta explicó en esa oportunidad que “muchas veces los niños no son percibidos por las víctimas también como víctimas; no se visualiza que la agresión se puede perpetuar, que también hay riesgo”.

Desde 2013, cuando comenzó a implementarse el Sistema de Verificación de Presencia y Localización de Personas, la Justicia dispuso la colocación de 757 dispositivos. Durante el primer año se colocaron 97, en 2014 la cifra se duplicó y llegó a 185, y el año pasado se colocaron 279.

En abril, Zabaleta decía que Rocha es el departamento con el índice más alto de mujeres asesinadas en casos de violencia doméstica: tiene una tasa de 3,97 mujeres muertas cada 100.000 habitantes. Por otra parte, es uno de los departamentos que encabezan la planificación del MI para extender esta medida cautelar al resto del país, con miras a 2017. Según Zabaleta, se busca expandir la cobertura de forma “responsable”; por eso, se está “estudiando la problemática de cada lugar, para determinar cuál sería la respuesta policial adecuada”.

Por otro lado, el MI explicó que, una vez que la Justicia dispone la colocación de una tobillera, la Dirección de Monitoreo Electrónico (Dimoe) es la encargada de poner en práctica esa decisión. Agregó que, además del personal que se encarga de la colocación y de la desinstalación del equipo, se designa a un oficial que se transforma en “referente” para la víctima y el ofensor, a quienes llama “cada día para saber cómo se sienten con respecto al programa, si tienen alguna duda sobre el uso de la tecnología, si han recibido algún llamado o mensaje de la otra parte -lo que también está prohibido por la Justicia-, entre otras consultas”.

Para tener en cuenta

El delito de violencia doméstica sigue siendo el segundo más denunciado. Más de la mitad de las mujeres asesinadas mueren en situaciones de violencia doméstica; de estas, casi la mitad son asesinadas por sus parejas o ex parejas. El año pasado hubo 31.172 denuncias, de las cuales 10.760 se hicieron en Montevideo. 20% de las denuncias son presentadas por hombres que, en su “gran mayoría”, denuncian a otros hombres. Según Zabaleta, el porcentaje no ha variado desde 2009, cuando se creó el Observatorio Nacional sobre Violencia y Criminalidad del MI. En total, en 2015 fueron asesinadas 45 mujeres; 23 de ellas en circunstancias de violencia doméstica; de esas 23, diez fueron asesinadas por su pareja o ex pareja.

Etiquetas