Ir al contenido

Nacional | Miércoles 27 • Julio • 2016

Distanciados

Vázquez le negó una reunión al PIT-CNT, que insistirá con encuentro y vaticina nuevas medidas.

El presidente Tabaré Vázquez rechazó una solicitud de reunión que le cursó el PIT-CNT la semana pasada, debido a declaraciones de dirigentes de la central sindical. En particular, Vázquez hace referencias a declaraciones de sindicalistas tales como "se va a desencadenar una conflictividad gigantesca” o “va a haber una confrontación como nunca conocieron los gobiernos del Frente Amplio”.

"Tildar a nuestro gobierno como de un ´gobierno neoliberal´, como ustedes comprenden no contribuye al mejor relacionamiento entre el PIT-CNT y el gobierno nacional. Por estas circunstancias considero que el momento no es oportuno para agendar la entrevista por ustedes solicitada", escribió el mandatario en la misiva.

La contestación de Vázquez irritó al Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT, que no tardó en dar a conocer su respuesta. “Nuestras apreciaciones políticas [...] en ningún momento tienen el sentido de faltarle el respeto ni amenazar o provocar diatribas ni a su gobierno ni menos a Ud. y a su alta investidura”, dice la respuesta, también en formato de carta, de la central sindical. Allí se especifica que Vázquez “inicia su respuesta reivindicando el diálogo productivo, argumentado y responsable como instrumento para resolver los problemas que aquejan a nuestro país”.

“Sin embargo, nos niega la posibilidad de conversar. Nosotros pensamos que cuando existen diferencias -y tales diferencias existen- es cuando más tenemos que conversar para encontrar soluciones”. Por último, se dice que el PIT-CNT “seguirá insistiendo en la necesidad de abrir el diálogo que todas las partes necesitamos”. La carta está firmada por el presidente de la central, Fernando Pereira, y por el secretario general, Marcelo Abdala.

Ricardo Cajigas, dirigente ferroviario e integrante del Secretariado Ejecutivo, dijo que en la central hubo unanimidad respecto de que la respuesta de Vázquez no fue la adecuada. “No hay amenazas. Eso es un hecho. Y las razones que menciona para no recibirnos no son de recibo. Capaz que quiere que le digamos mentiras, y cree que los trabajadores van a tragarse como si nada el recorte de las inversiones y la inflexibilidad del gobierno en las pautas”, sostuvo.

A pesar del malestar que generó la respuesta de Vázquez, Cajigas aseguró que el movimiento sindical insistirá con la reunión: “Nosotros apostamos al diálogo, pero eso no quiere decir que vamos a interrumpir nuestro plan de acción e impedir nuevas medidas. Alguna flexibilización del gobierno podría frenar eso, pero si no lo hace va a haber otras medidas”.

Etiquetas