Ir al contenido

Internacional | Jueves 14 • Julio • 2016

Entre sospechas

El fiscal Federico Delgado, que dirige la investigación contra el ex secretario de Obras Públicas José López, pidió que sea citada como acusada una de las monjas del convento en el que se lo encontró cuando intentaba esconder nueve millones de dólares. La solicitud llega después de que Telefé difundiera un video de la noche en la que fue detenido López, en el que se lo ve dejar un fusil en el piso, en la vereda, y después acercar bolsos a la puerta del convento, pasadas las 3.00. También se ve a dos monjas que se asoman, una de las cuales toma los bolsos y los entra.

Delgado también pidió que sea convocada a declarar la esposa de López, María Amalia Díaz, porque sospecha que ella lo ayudó y que avisó al convento que él iba para allí. Una revisión de las comunicaciones telefónicas de Díaz revela que llamó dos veces a la responsable del convento, conocida como la madre Alba, y recibió nueve llamadas suyas durante las 14 horas previas a la entrega de los bolsos que, después, en el allanamiento, se descubrió que estaban llenos de billetes.

Las monjas “colaboraron con López para ocultar los rastros del delito”, dice la solicitud de Delgado, a la que accedió la agencia estatal Télam. Específicamente, Delgado pidió que sea citada en calidad de acusada la hermana Inés y que se hagan estudios a la madre Alba para ver si puede enfrentar una causa judicial debido a su edad.

Según dijeron algunos vecinos del convento, durante el gobierno de Cristina Fernández varios jerarcas visitaban el lugar, en el cual también se encontraron unas criptas que, según la hermana Inés, las propias monjas habían pedido que se construyeran, para ser enterradas allí. Cuando los medios le preguntaron por el contenido de los bolsos, semanas atrás, la monja dijo que ella creía que contenían “comestibles”.

Etiquetas