Ir al contenido

Nacional | Martes 26 • Julio • 2016

La base está

Presidente de la Cámara de Economía Digital dijo que “Uruguay tiene insumos para colocarse en un lugar de vanguardia”

La base está Presidente de la Cámara de Economía Digital dijo que “Uruguay tiene insumos para colocarse en un lugar de vanguardia” Internet no sólo cambió la forma en que nos comunicamos: también modificó el mercado de trabajo, levantando retos para empleados y empleadores y hasta para el propio Estado, en cuanto a su capacidad de legislar y salvaguardar el equilibrio transgeneracional de la seguridad social. Convocados por la Cámara de Economía Digital del Uruguay (CEDU), autoridades, empresarios, académicos e integrantes de organizaciones sociales y de instituciones públicas y privadas intercambiarán hoy sobre “El empleo en la economía digital”. El presidente de la institución, Marcelo Montado, adelantó a la diaria la perspectiva de la gremial.

Los nuevos modelos de negocios, que se apoyan en las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), están impactando en las relaciones laborales a nivel local. “El concepto de jornada de ocho horas, el formato de productividad y hasta el concepto de la dependencia de un trabajo se están viendo hackeados”, consideró Montado, quien atribuyó a estos factores la expresión “uberización del empleo”.

No sólo significa el aumento de trabajadores independientes, sino un cambio de la estructura actual del empleo. Montado considera que este cambio implica, además, la pérdida de otros puestos de trabajo: “No sólo por la robótica, sino también por los sistemas, y sobre todo por los cambios culturales”. “Las telefonistas están dejando de existir, porque nos acostumbramos a pasarnos nuestro celular, nos comunicamos por Whatsapp y por email, todas aplicaciones que tenemos al alcance de nuestra mano”, dijo. Puso como ejemplo el caso de aplicaciones como Easytaxi y Pedidos Ya, que “también corroboran esto”.

“Hoy nos estamos planteando cómo regular Uber y [estamos] preocupados por la familia del taxi, y la realidad es que la cosa va más rápido de lo que pensamos. En diez años, vamos a tener móviles autodirigidos: van a ser los choferes de Uber los que se estén quejando en la plaza Independencia”, afirmó.

Ante la velocidad de los cambios, el presidente de la CEDU considera que “Uruguay necesita plantearse ahora estos temas”. “Si bien generan tensión y preocupación, la realidad es que Uruguay tiene una oportunidad enorme, porque tiene cultura de innovación”, consideró.

Más allá de que “lo más importante” es la educación, Montado explicó que Uruguay tiene elementos para “construir e incentivar un marco regulatorio de la economía digital”: “La estructura de las telecomunicaciones, la capacidad de la banda ancha móvil, el gobierno electrónico, el Plan Ceibal y el hecho de que la población tiene una tasa de analfabetismo cercana a cero son insumos para construir una economía digital de vanguardia”, afirmó.

Si bien las reducidas dimensiones del país actúan como impedimento en muchos mercados, en el caso de la economía digital esto jugaría a favor, según Montado. “Gracias a su pequeño tamaño, la capacidad de formar gente es enorme. Además, el mercado mundial es infinito para Uruguay”, dijo.

“Creemos que Uruguay puede volver a ser innovador ante la mirada del mundo, tal como lo fue a principios del siglo XX, pero la innovación debe ocurrir desde el marco regulatorio”, consideró. Puntualizó que el mensaje “debe estar dirigido al exterior” y marcar la impronta de que “lo digital es aun más prometedor”. Para Montado, se trata de “decisiones valientes que se deben tomar en Uruguay”.

El debate continuará hoy a las 8.45 en el Auditorio Mario Benedetti de la Torre de las Telecomunicaciones de Antel.


Etiquetas