Ir al contenido

Nacional | Viernes 29 • Julio • 2016

La otra escuela

Autoridades de la educación preocupadas por menores vinculados “al mundo de la droga” y aseguran colaboración con Interior.

El subsecretario del Ministerio del Interior (MI), Jorge Vázquez, dijo el martes en la Comisión de Constitución y Legislación de la Cámara de Senadores que “los niños suelen ser utilizados para transportar drogas; a veces, vestidos de escolares y con sus mochilas, pasan droga de un barrio a otro”. Vázquez afirmó que “algunas maestras de escuelas de contexto crítico [...] dicen que, después de que los niños tienen confianza con ellas, les dicen, por ejemplo: ‘Maestra, me tengo que ir a las cinco de la tarde. No me puedo quedar ni un ratito más porque mi mamá tiene que vender droga y mi hermana hace la prostitución, y tengo que cuidar a mis hermanos menores’”, según publicaron ayer El País y El Observador El jerarca agregó que “eso se ha incorporado como una cuestión natural en la vida de las familias involucradas en este problema”, y que se reproduce el delito como mecanismo de “sobrevivencia”. En ese sentido, consultado por El Observador, el director de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas, Walter Menéndez, confirmó que el MI tiene a estudio varios casos en que niños son utilizados como “mulas” para transportar la droga. A El País le dijo que “las bandas suelen usar a los niños para que actúen como campana”, y avisan a los adultos si anda cerca “la Policía”. Menéndez aseguró que en los barrios Casabó, Cerro Norte y Villa Española se ha detectado este tipo de situaciones.

A su vez, Vázquez dijo a la comisión que el MI ha “visto con enorme pesar que el crecimiento de casos de mujeres detenidas vinculadas al tráfico de drogas aumentó de forma exponencial”. Señaló que “proporcionalmente” es mayor el aumento de mujeres procesadas por estar vinculadas al tráfico de drogas que el de hombres procesados por otros delitos; “nos preocupa mucho porque se involucra, a veces, a los menores en este negocio”, sostuvo. También recordó que el proyecto de ley para implementar un plan integral de lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado que envió el gobierno a la comisión establece aplicar “un mecanismo de protección social para evitar que el fenómeno de las bocas de venta de droga siga reproduciéndose en forma ampliada y, sobre todo, a expensas de mujeres y de los niños y adolescentes”. El Ministerio de Desarrollo Social (Mides) sería el encargado de realizar un “seguimiento” que “los sostenga, los ayude de alguna manera a salir adelante, incorporándolos a los planes que ya tiene para casos similares pero no vinculados al narcotráfico”, indicó Vázquez. Consultada por Teledoce, la ministra de Educación y Cultura, María Julia Muñoz, calificó “la noticia” de “terrible”, y aseguró que “harán lo que el MI reclame”. Por su parte, el consejero de Primaria Héctor Florit dijo a Radio Montecarlo que la situación “genera preocupación en tanto haya menores que estén vinculados al mundo de la droga, ya sean escolares o no”. Según El Observador, la senadora frenteamplista Constanza Moreira planteó en la comisión que le “preocupa” el posible “impacto” del proyecto de ley: “Un aumento de la población carcelaria de mujeres por microtráfico. La senadora recordó que “se trata de mujeres pobres y, en general, la tasa de fecundidad es más alta y hay más niños involucrados en todo esto”. Sobre este asunto, vale recordar que el informe final del Observatorio Nacional sobre Violencia y Criminalidad de 2015 dio a conocer que de 12.177 personas que fueron procesadas por la Justicia penal, 90,7% son hombres. La mayoría fueron procesados por hurto (4.476); el segundo lugar lo ocupan los delitos relacionados con estupefacientes: 1.322 personas, de las que 325 son mujeres.


Etiquetas