Ir al contenido

Humor | Lunes 25 • Julio • 2016

EL FARO del Final del Mundo

LAS ACTAS DEL PARLAMENTO

Sesión de la Cámara de Senadores del miércoles 20 de julio.

Jorge Larrañaga: El señor ministro de Economía y Finanzas le dio un guascazo a la gente con este ajuste fiscal. Las justificaciones que transmitió en la prensa me resultan inverosímiles, por eso quiero interpelarlo aquí, en el Parlamento.

Luis Lacalle Pou: Mi sector estuvo considerando el tema y llegó a la conclusión de que no vale la pena interpelarlo.

Jorge Larrañaga: ¿Cómo que no? ¿Na habíamos quedado en eso?

Luis Lacalle Pou: Es que las interpelaciones son una pérdida de tiempo.

Jorge Larrañaga: Primero te vas de las conversaciones sobre seguridad ciudadana y ahora me hacés esto. ¿Sabés lo que te merecés? Un buen guascazo.

Luis Lacalle Pou: ¿Ah sí? ¿Por qué no venís a dármelo?

Jorge Larrañaga: ¡Oligarca puto!

Señor Presidente: ¡Orden! ¡Orden en la sala!

Jorge Larrañaga: Señor presidente, haga algo; este jovencito se burla de mí, me manipula, me botijea. Me está haciendo bullying.

Luis Lacalle Pou: Alcahuete.

Jorge Larrañaga: ¿Lo escuchó? ¿Lo escuchó?

Señor Presidente: Señor senador, hágase hombre. Si no se hace respetar, yo no puedo hacer nada.

Jorge Larrañaga: ¿Y qué quiere que haga?

Señor Presidente: Muéstrese fuerte.

Jorge Larrañaga: Yo soy fuerte.

Luis Lacalle Pou: Pero claro que sos fuerte. Una vez dijiste que ya no podías seguir subiendo las escaleras del Directorio y, sin embargo, lo seguís haciendo todos los días.

Jorge Larrañaga: ¿Ve? ¿Ve lo que le digo? Es una persona cruel. Yo… yo...

Señor Presidente: Bueno, no se ponga a llorar. A ver, senador Lacalle, respete un poco a su compañero.

Luis Lacalle Pou: Tiene razón. Perdoname, Jorge.

Jorge Larrañaga: Bueno, está bien. Te perdono.

Luis Lacalle Pou: ¿Querés ser mi vicepresidente?

Señor Presidente: Pero mire que es diablo, senador, ¿eh?