Ir al contenido

Nacional | Martes 05 • Julio • 2016

Juan Raúl Ferreira. Foto: Iván Franco (archivo, junio de 2016)

Por pronunciar

INDDHH analizará hoy situación del ex preso de Guantánamo y un comunicado de Avianca.

El planteo original de la necesidad de tratar el asunto lo hizo Juan Raúl Ferreira, uno de los directores de la Institución Nacional de Derechos Humanos del Uruguay (INDDHH), después de mantener contactos con organizaciones de la sociedad civil. Sus compañeros en la INDDHH estuvieron de acuerdo, y el tema fue incluido en el orden del día.

La inquietud tiene que ver con la situación de Jihad Ahmad Diyab, uno de los seis ex presos de Guantánamo que llegaron a Uruguay en diciembre de 2014, y en particular con un polémico comunicado que emitió hace unos días la aerolínea Avianca, que rápidamente recogió la prensa brasileña. Ante la versión, no confirmada, de que Diyab habría ingresado a Brasil de manera clandestina, la empresa advirtió a sus empleados que si detectan su presencia en territorio brasileño deberían comunicarse con la Policía Federal y la Agencia de Seguridad. En la comunicación interna de Avianca, además, se citó información supuestamente recibida desde la “división antiterrorismo” de Brasil y se publicó una de las fotos que le tomaron al refugiado sirio durante sus años de prisión en Guantánamo. Lo curioso es que se incluye, como dato adicional, el número de cédula y pasaporte uruguayos de Diyab (la documentación que le permitiría viajar, algo que ya hizo hace un año, cuando estuvo en Argentina). Por otra parte, la aerolínea “no descarta” que esté viajando con pasaporte falso de origen “marroquí, sirio o jordano”, aunque no fundamenta cuáles son los motivos de tal sospecha.

Según pudo saber la diaria, una vez que trascendió la noticia, la ex vicecanciller Belela Herrera se comunicó con las autoridades de la INDDHH para transmitir su preocupación por la postura de Avianca, en tanto considera “jurídicamente inaceptable” que una empresa aérea haga una requisitoria de ese tipo para una persona que tiene la documentación uruguaya vigente.

Herrera transmitió a las autoridades gubernamentales que la INDDHH tiene la “obligación” de proteger a todos los ciudadanos que están en territorio uruguayo, y por eso solicitó que el tema sea analizado por los directores del organismo. Otra directora de la INDDHH, Mirtha Guianze, se encuentra de viaje, pero dejó una nota en la que expresa su interés en que el tema sea discutido en la sesión ordinaria de esta tarde.

Otro de los representantes de la sociedad civil que siguen de cerca la situación que se ha generado en torno a Diyab es Jorge Voituret, integrante de la Comisión de Fundadores de la CNT, quien también espera un pronunciamiento de la INDDHH con respecto a esta situación. “Claramente se están violando los derechos humanos de este muchacho. Toda la situación de Diyab se ha manejado mal, incluyendo este comunicado de Avianca. Da la impresión de que hay varios actores sirviendo a otros propósitos”.

La semana pasada, el encargado de negocios de la embajada estadounidense en Montevideo, Brad Freden, dijo que su país está “cooperando” con Uruguay y Brasil para conocer el paradero del refugiado. Un día después, Belela Herrera dijo a la diaria que la información que manejan es que Diyab quería pasar el Ramadán en Rivera y que retornaría a Montevideo el 7 de julio.

Etiquetas