Ir al contenido

Internacional | Viernes 01 • Julio • 2016

Una colcha de retazos

El Partido Justicialista (PJ) suspendió la reunión del Consejo Nacional, prevista para ayer, “atento a la realidad que se vive en los bloques parlamentarios” del partido en el Parlamento argentino y el del Mercosur, en referencia a las divisiones internas en ambas bancadas.

En la reunión de ayer se tratarían las divisiones de la bancada del Frente para la Victoria (FpV) en el Congreso argentino y en el Parlasur, así como de la que posiblemente se produzca en el Senado en las próximas semanas. Se buscaría un acuerdo para que los grupos que se escindieron de las bancadas del FpV puedan utilizar el nombre del PJ, una decisión que oficializaría la separación de ambas agrupaciones. Tras la suspensión del encuentro, el PJ decidió “formar una Comisión de Acción Política” que analizará la situación de los bloques parlamentarios, informó el diario argentino Página 12.

El PJ estuvo dominado durante los últimos 12 años por el kirchnerismo, que se vio debilitado primero por la derrota electoral y después por las investigaciones judiciales sobre la presunta corrupción.

En este sentido, el juez Claudio Bonadio ordenó ayer que se allanaran al menos diez propiedades en la provincia de Santa Cruz, varias de ellas de la familia Kirchner, que está siendo investigada por presuntas irregularidades en sus negocios hoteleros.

“Podrán hacer mil allanamientos más. Podrán televisarlos, podrán meterme presa”, dijo en su cuenta de Twitter la ex presidenta Cristina Fernández, que está investigada en esa causa. “Tal vez podrán con algunos, o tal vez con todos. Conmigo no. No cuenten con ello...”, agregó.

Etiquetas