Ir al contenido

Nacional | Jueves 25 • Agosto • 2016

Bajo inquisición

Legisladores y organizaciones por la laicidad rechazan visitas del obispo Sanguinetti a escuelas públicas de Canelones.

El tema saltó el 17 de agosto, cuando el diario La Juventud publicó una resolución del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) que autorizaba al obispo Alberto Sanguinetti a visitar algunas escuelas públicas de Canelones. El documento tenía la firma de Irupé Buzzetti, directora general de ANEP, y generó malestar en ámbitos variados. El permiso solicitaba al obispo “que previamente determine y comunique a este Consejo Desconcentrado los centros educativos a los que concurrirá, así como el objetivo de la visita”.

La primera reacción surgió del diputado colorado Ope Pasquet, que el mismo día envió una solicitud de pedido de informes al Ministerio de Educación y Cultura. “¿El Sr. Obispo Sanguinetti solicitó efectivamente la autorización del CEIP para visitar las escuelas? Si fue así, se pide copia de la nota respectiva”, inquiere Pasquet, y sigue: “Surge de lo anterior que el Sr. Obispo no solicitó ninguna autorización para visitar escuelas: las visitó, simplemente, y ante el hecho consumado la Sra. Inspectora pidió, con urgencia, el pronunciamiento del Consejo al respecto”. El legislador, que pertenece al sector Batllismo Abierto, pregunta también con qué criterio se otorgó la autorización sin saber el objetivo de la visita, si hay antecedentes similares -en caso de que existan, cuáles fueron- y qué actividades llevó a cabo Sanguinetti en las escuelas.

También rechazaron la situación varias organizaciones civiles que militan a favor de la laicidad, como Apostasía Colectiva Uruguay y Asociación Internacional del Libre Pensamiento, entre otras. Según Montevideo Portal, las organizaciones emitieron un comunicado en el que manifiestan “preocupación por la planificada y persistente política invasiva e intento de colonización de la iglesia católica al Estado y al ámbito público en general”. En el texto, las organizaciones alertan “a los padres y a la ciudadanía en general” y exigen la renuncia de Buzzetti “por omisión en el cumplimiento de sus deberes de proteger la Libertad de Conciencia de los educandos en su ámbito”.

Ayer se sumó también el diputado frenteamplista José Carlos Mahía. En su pedido de informes, dirigido a Buzzetti, pregunta cuáles fueron las escuelas que visitó el obispo de Canelones, quiénes y dónde lo recibieron, en qué consistieron las visitas, si hay antecedentes en primaria y si el intercambio fue con el personal docente y de servicio o también con los escolares.

Etiquetas