Ir al contenido

Internacional | Miércoles 24 • Agosto • 2016

Bienes de otros

Demandan a la viuda de Pinochet por malversación de fondos públicos, fraude y apropiación indebida.

Diputados del Partido Comunista chileno presentaron una demanda contra Lucía Hiriart, viuda del dictador Augusto Pinochet, por malversación de fondos públicos, fraude y apropiación indebida en Cema Chile (Centro de Madres de Chile), una fundación de ayuda a mujeres que Hiriart presidió por 43 años. La demanda se enmarca en una investigación más amplia que lidera la Corte de Apelaciones contra Cema Chile, por apropiación y venta de inmuebles fiscales y uso de recursos para defender a Pinochet mientras estuvo detenido en Londres.

Los negocios sucios de Lucía Hiriart quedaron al descubierto en noviembre del año pasado, cuando una investigación periodística reveló que la nonagenaria se estaba enriqueciendo con la venta y el alquiler de propiedades que habían sido donadas por el Estado a Cema Chile. En enero, después de que se conociera la venta por más de un millón de dólares de un terreno del centro de mujeres que había sido donado por el municipio de Chillán, el Consejo de Defensa del Estado (CDE) finalmente inició una investigación para indagar las actividades financieras de quien se había proclamado presidenta perpetua de Cema Chile cuando su esposo dio el golpe de Estado, y averiguar el destino de 135 inmuebles que fueron entregados gratuitamente a esta organización durante la dictadura. También quedó al descubierto que Hiriart era dueña de unos 8,8 millones de dólares provenientes de la venta de inmuebles que habían sido donados por el Ministerio de Bienes Nacionales de Chile a la institución.

Hace dos semanas, en medio de la investigación judicial, la viuda de Pinochet decidió renunciar a la presidencia de la Fundación Apoyo Social (FAS), una organización sin fines de lucro que figura como heredera de los bienes de Cema Chile en caso de que la institución desaparezca y que supo tener como vicepresidentas a las tres hijas del dictador. Inmediatamente después, el Ministerio de Justicia chileno pidió al Consejo de Defensa del Estado la disolución de la FAS por no cumplir con los fines para los que fue creada. A los cuatro días, Hiriart dejó la presidencia de Cema Chile.

El lunes el caso volvió a los titulares chilenos cuando dos diputados del Partido Comunista, Karol Cariola y Hugo Gutiérrez, y la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos presentaron una demanda contra Hiriart por los delitos de malversación de fondos públicos, fraude fiscal y apropiación indebida, en el marco de la investigación que está en curso. Los demandantes denuncian que Cema Chile vendió más de 30 propiedades entre 2009 y 2015, por un valor de aproximadamente 18 millones de dólares, por decisión, o aprobación, de la propia Hiriart.

El mismo día, y a pedido del CDE, el ministro de la Corte de Apelaciones Guillermo de la Barra decretó el embargo de 41 propiedades pertenecientes a ese centro para evitar que Cema las venda mientras se desarrolla la investigación. De la Barra explicó que se trata de un embargo “preventivo” y que el decreto no implica que los bienes embargados vuelvan al Estado, sino que no podrán ser vendidos o cedidos por Cema a terceros. En tanto, el ministro de Bienes Nacionales, Víctor Osorio, dijo que las autoridades no descartan “que estas medidas precautorias sean ampliadas”. Agregó que Hiriart no declaró por el caso todavía, aunque podría tener que hacerlo más adelante.

El CDE también entregó a la Corte de Apelaciones un documento que podría demostrar que Cema transfirió fondos para financiar gastos asociados a la detención de Pinochet en Londres en 1998. Se trata de un informe de la Policía de Investigaciones, de octubre de 2005, que contiene actas del consejo de la organización. En el acta del 13 de noviembre de 1998, el consejo autorizó el giro de 50.000 dólares a Hiriart, “para solventar los gastos derivados de la detención de su cónyuge Augusto Pinochet Ugarte en Londres”, donde estuvo recluido durante 17 meses después de ser acusado de cometer crímenes de lesa humanidad.

El CDE aseguró que la entrega de este monto a Hiriart “no se ajusta a los objetivos de la fundación” y sostuvo que “tanto la entrega como la devolución de estos fondos” no aparecen en los informes contables de Cema.

Etiquetas