Ir al contenido

Internacional | Jueves 11 • Agosto • 2016

Charla pendiente

Hebe de Bonafini, la titular de la Asociación de Madres Plaza de Mayo, se negó a declarar ayer ante el juez Marcelo Martínez de Giorgi, que fue a la sede de esa organización para tomar su testimonio. El juez la había citado como indagada en la causa que investiga el desvío de fondos públicos en el programa de viviendas Sueños Compartidos, que gestionaba la Fundación Madres de Plaza de Mayo. “Yo tengo derecho a no declarar”, dijo la dirigente, citó el diario Página 12. Para Bonafini, “los jueces no son la Justicia; ellos responden al poder de turno y más con el de [el presidente Mauricio] Macri, que tiene mucho dinero”.

Entrevistado ayer por el sitio estadounidense BuzzFeed, Macri dijo de Bonafini que “está desquiciada” y “dice barbaridades fuera de lugar desde hace varios años”, y agregó : “Todos tenemos que ser iguales frente a la Justicia”.

Consultado sobre el número de desaparecidos en Argentina, un asunto que en buena medida le costó el cargo al ministro de Cultura porteño, Darío Lopérfido, que negó que fueran 30.000, Macri respondió: “No tengo idea. Es un debate en el que no voy a entrar, si son 9.000 o 30.000, si son los que están anotados en un muro o son muchos más, me parece que es una discusión que no tiene sentido”. Aclaró: “Fue lo peor que nos pasó en nuestra historia, no pasa por un número”.

Etiquetas