Ir al contenido

Deporte | Miércoles 24 • Agosto • 2016

Divina Comedia

Por diez votos contra nueve, se aceptó la oferta de Nike para vestir a la selección uruguaya.

La asamblea de clubes de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) sesionó anoche y, con una apretada votación de diez votos contra nueve, se mostró a favor de firmar el precontrato por los derechos de la indumentaria de todas las selecciones uruguayas de fútbol por los próximos siete años con la empresa Nike. A su vez, la AUF deberá notificar a Tenfield, representante legítimo de la empresa Puma. Esta, por el contrato asumido en la negociación anterior de derechos, tiene 20 días para igualar la oferta y mantener los derechos que actualmente posee.

Había mucho en juego anoche y primó la cordura. O las matemáticas: Nike ofertó 24.500.000 dólares por siete años por los derechos de imagen de las selecciones -porque en la oferta entran las categorías juveniles, el fútbol femenino y el futsal-, algo así como 3.500.000 dólares anuales, cifra ostensiblemente superior a los 750.000 anuales que ofrecía Puma, en un contrato que además se extendía sólo por dos años. La votación de anoche fue ajustada y se definió en el último voto. O en los dos últimos. La suma estaba 9-8 a favor de no aceptar la oferta de Nike. Quedaban por votar Rampla Juniors y la Organización del Fútbol del Interior (OFI). Primero fue el conjunto picapiedra el que, representado por su presidente, Juan Castillo, dio el sí a la propuesta de Nike e igualó la votación. Fue clave ese voto, porque Rampla era uno de los indecisos antes de la asamblea. Con el asunto 9-9, el último y decisivo voto lo puso la OFI. En resumen, por la afirmativa a la oferta de Nike votaron Plaza Colonia, la Segunda Divisional Amateur, Sud América, Fénix, Wanderers, Defensor Sporting, Danubio, Nacional, más los mencionados Rampla y OFI. Los nueve votos que no estuvieron de acuerdo con la oferta de Nike fueron Peñarol, Racing, Juventud, Boston River, Liverpool, Cerro, River Plate, la Segunda División Profesional y Villa Española.

Previo a la asamblea, Tenfield envió un telegrama colacionado a la AUF, intimando a “que se abstenga de contratar, promocionar, difundir o realizar cualquier otra acción pública en beneficio de cualesquiera marca o empresa de indumentaria deportiva de la selección nacional, en detrimento de los derechos adquiridos legítimamente por la empresa Puma, dado que ello violaría los contratos que vinculan a la AUF con Tenfield, bajo apercibimiento de las acciones legales que correspondan”. Pero la amenaza legal no alcanzó. Los clubes que votaron a favor argumentaron que la oferta de Nike no viola el contrato anterior.

A partir de lo ocurrido anoche en la calle Guayabos se abre una nueva realidad. Si Puma iguala la oferta de Nike, bienvenido sea. Más allá de las marcas, de eso hablaban los jugadores de la selección en su comunicado: profesionalizar la imagen de la selección -y por tanto de la AUF-; generar más y mejores recursos que otorguen eficacia en la gestión de las necesidades; de que tanto el sí como el no fuera voluntad de lo digno, de lo transparente, de lo democrático.

En suma, que el rico patrimonio tenga su precio justo para que, de una vez por todas, este fútbol uruguayo bien parido deje de estar mal arreado, como desde hace un buen tiempo.

Ya fue demasiado.

Etiquetas