Ir al contenido

Nacional | Jueves 25 • Agosto • 2016

Marcha al Hospital Filtro, ayer, en Bulevar Artigas. Foto: Federico Gutiérrez

El crimen de una democracia

A 22 años de la masacre de Jacinto Vera, se realizó otra Marcha del Filtro en reclamo de justicia por la muerte de Morroni.

Como todos los años desde 1995, se realizó ayer otra Marcha del Filtro, movilización que recuerda la brutal represión policial ocurrida el 24 de agosto de 1994 en las inmediaciones del Hospital Filtro, en el barrio Jacinto Vera. Ese día, miles de personas se manifestaban en repudio de la decisión del gobierno del presidente Luis Alberto Lacalle de conceder la extradición de un grupo de ciudadanos vascos radicados en Uruguay al Estado español, acusados por las autoridades de este reino de estar vinculados a atentados cometidos por la organización Euskadi Ta Askatasuna (ETA). La protesta transcurría en los alrededores del Hospital Filtro, donde los vascos estaban siendo atendidos por haber iniciado una huelga de hambre. En la noche del 24, el ministro del Interior, el nacionalista Ángel María Gianola, ordenó a los mandos policiales que se abrieran paso entre los manifestantes para sacar a los vascos hacia el Aeropuerto de Carrasco. La Policía desató el operativo más sangriento desde la recuperación democrática en 1985, atacando a los manifestantes con balazos de plomo, de goma, gases lacrimógenos, cachiporras y sables, y matando al joven Fernando Morroni e hiriendo a más de un centenar de personas, incluidos vecinos y personal de la salud que estaba en el lugar y que no tenía nada que ver con la manifestación.

Ayer la marcha partió del Obelisco y transcurrió por Bulevar Artigas hasta llegar a las cercanías del Hospital Filtro, donde ahora hay un shopping pero en aquel momento estaban los talleres de Cutcsa, lugar donde Morroni fue baleado por la espalda cuando intentaba protegerse. Como todos los años, al arribar a esa zona, los organizadores de la marcha, que este año se hizo con la consigna “El crimen de una democracia, las balas de un policía - Filtro 22 años de impunidad”, leyeron varias proclamas. Norma Morroni, la madre de Fernando, leyó un saludo de familiares y allegados de presos, refugiados y deportados del País Vasco. “Muchas gracias, muchas gracias, porque sé que este año ha sido muy difícil. Tengo más miedo por ustedes que por mí. Yo ya estoy jugada, pero voy a seguir con el empuje, con la fuerza, con el cariño de ustedes, que siempre están cerca”, dijo ayer Morroni. Recientemente la madre de Fernando hizo público un video en el que acusa como responsables políticos del asesinato de su hijo al ex presidente Lacalle, al ex ministro Gianola y denuncia a uno de los policías que dispararon esa noche contra su hijo, al que “se lo oyó jactarse de haber descargado 12 tiros sobre un manifestante en el Filtro con la frase: ‘Yo le vacié la pajera [escopeta], yo lo maté’”. Morroni, que divulga el nombre del policía y dice que estaría en Argentina, pide “justicia”. Los organizadores de la marcha también responsabilizan al operativo policial de ese día por la muerte de Roberto Facal, un joven que había ido a tomar fotografías al lugar y que apareció muerto al otro día cerca de su casa en Jacinto Vera. Ninguno de los responsables políticos o policiales del operativo conocido como la Masacre del Filtro o de Jacinto Vera ha sido juzgado. En las proclamas leídas ayer también se mencionó la impunidad con la que la Policía continúa actuando en barrios como Marconi y Santa Catalina.

Etiquetas