Ir al contenido

Cultura | Jueves 04 • Agosto • 2016

El filólogo y el loco de la carretera

Dos cosas se pueden asegurar sobre Mel Gibson: una es que está tan pirado como su personaje Mad Max, y la otra es que parte de su locura es una gran obsesión por los lenguajes. Esta obsesión lo llevó a hacer que su película La pasión de Cristo (2004) fuera hablada en latín, hebreo y arameo, y que la siguiente, Apocalypto (2006), lo fuera en mayo yucateco (y llevara un título en griego). Ahora, la pasión idiomática y la locura parecen reunirse en su próximo proyecto, la historia del filólogo sir James Murray, principal editor durante más de 40 años del Diccionario Oxford de la lengua inglesa (el más importante y la referencia principal para ese idioma), y de su colaborador más prolífico en tal tarea, el cirujano William Chester Minor, quien sufría de demencia y trabajó con Murray durante más de 20 años desde un manicomio, en el que se hallaba internado desde que asesinó a un hombre durante un arranque de paranoia.

La película está basada en un best sellerde Simon Winchester que lleva el explícito título The Professor And The Madman: A Tale of Murder, Insanity, and the Making of The Oxford English Dictionary (“El profesor y el loco: Un cuento de asesinato, demencia y la creación del Diccionario Oxford de inglés”), pero es de suponer que la versión cinematográfica tenga una denominación más breve. La filmación comenzará el año que viene, pero Gibson ya ha revelado el nombre de quien interpretará a Minor, el loco de la película: no es otro que Sean Penn, de modo que el rodaje será un gran encuentro entre dos de los personajes más extravagantes de Hollywood, que fueron además figuras icónicas del cine de fines de los años 80, un período que parece estar gozando de un resurgimiento crítico y popular.

Etiquetas