Ir al contenido

Nacional | Lunes 08 • Agosto • 2016

En la calle

FEUU marcha mañana en defensa de la educación pública; docentes de secundaria y funcionarios de UTU paran por 24 horas.

Una parte del recorte previsto en la Rendición de Cuentas para el presupuesto de la educación se revirtió tras un acuerdo entre el Poder Ejecutivo y la bancada de legisladores del Frente Amplio (FA), que permitió que el proyecto de ley tuviera media sanción de la Cámara de Diputados. Pero ahora el proyecto pasa a discutirse en el Senado, lo que mantiene en “alerta” a los gremios universitarios y motiva la movilización de algunos gremios de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), la más afectada por la iniciativa. En defensa de la Universidad de la República (Udelar) y en defensa de la educación pública, mañana la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU) convoca a una marcha a partir de las 17.30, desde la explanada de la Udelar y hasta el Palacio Legislativo, respaldada por toda la Intergremial Universitaria y acompañada por paros de 24 horas de los funcionarios de la Udelar, los docentes agremiados en la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes) y los funcionarios de la UTU. La marcha fue convocada inicialmente “en defensa de la Universidad”, pero al sumarse varios sindicatos de la educación no universitarios, se sumó también la consigna en “defensa de la educación pública”.

En alerta

En la interna universitaria, la Asociación de Docentes de la Udelar (ADUR) tuvo su XVI Convención este viernes y sábado, y, si bien el Ejecutivo del gremio propuso levantar el conflicto y desestimar la posibilidad de iniciar una huelga por tiempo indeterminado, la Convención resolvió por unanimidad mantenerse en conflicto y esperar la discusión de la Rendición de Cuentas en la Cámara de Senadores en “alerta”. Esto significa que se transmitió la potestad al Federal de ADUR de convocar a distintas medidas de lucha “en caso de constatarse nuevamente la intención de introducir recortes al presupuesto universitario”, según consigna la declaración aprobada el sábado, incluida “la consideración de la medida de huelga”. Además, el gremio de docentes de la Udelar resolvió la paralización de actividades mañana a partir de las 16.00, para concurrir a la movilización.

La declaración de los docentes universitarios expresa su satisfacción por que “la firme estrategia mantenida por ADUR, la intergremial, las autoridades universitarias y nuestra central de trabajadores PIT-CNT ha logrado revertir, hasta el momento, los recortes presupuestales que estaban planteados por el Poder Ejecutivo para la Udelar”, pero a la vez manifiesta la “necesidad de profundizar la búsqueda de recursos para estos fines, gravando la riqueza y el capital”, y la “preocupación por constatar que una parte del presupuesto educativo sigue aún recortada en el acuerdo alcanzado en la Cámara de Diputados, así como su solidaridad con las reivindicaciones de los gremios de la ANEP”.

Algo similar manifestó el rector de la Udelar, Roberto Markarian, el viernes, durante el acto de apertura de la Convención. En su discurso dijo que “lo más rico del balance que tenemos que hacer” tras la votación en Diputados es “la unidad de la institución”. Según consigna el portal de la Udelar, el rector afirmó que le han pedido “que nos calláramos”, pero de todas formas recomendó “no bajar la guardia” durante la discusión en la Cámara de Senadores.

Aunque sin adherir a la paralización de actividades como los otros gremios, los funcionarios de la Udelar también convocan a concurrir a la marcha, y habilitarán la salida gremial a partir de las 16.00 a aquellos trabajadores que concurran a la movilización.

Pega fuerte en media

El acuerdo entre el gobierno y los legisladores del FA permitió restituir el presupuesto de la Udelar (incluido el del Hospital de Clínicas) y la Universidad Tecnológica, pero no el de la ANEP: sólo se terminó otorgando 111 millones de pesos de los 793 que la institución tiene asignados en la Ley de Presupuesto para 2017.

La Fenapes resolvió acompañar la marcha de la FEUU y detener sus actividades durante todo el día de mañana, en el entendido de que con el recorte se hace “inalcanzable el cumplimiento de la promesa electoral del 6% del PBI [Producto Bruto Interno] para ANEP y Udelar, impactando negativamente sobre la ANEP en aspectos medulares que hagan posible mejorar las condiciones de estudio así como de trabajo, en particular en educación media”, según una resolución del gremio.

La Asociación de Funcionarios de UTU (AFUTU) también resolvió parar sus actividades durante todo el día de mañana y concurrir a la movilización a las 17.30. “Estamos sumamente consternados; teníamos expectativas en cuanto a la postura de la bancada oficialista, pero el resultado final es una iniciativa clara del gobierno para dividir a la masa de trabajadores”, opinó Daniel Devitta, presidente de AFUTU. Explicó que las autoridades y gremios universitarios estaban “mucho más movilizados” que los sindicatos que integran la Coordinadora de Sindicatos de la Enseñanza del Uruguay, donde hubo “algunas diferencias estratégicas dentro de los sindicatos”, pero aseguró que el recorte al presupuesto de la ANEP que establece la Rendición “afecta muchísimo”. En 2017 “no va a haber dinero para creación de cargos de los liceos y las UTU que se van a inaugurar”, dijo Devitta, lo que “profundiza un problema muy visible a principios de este año: la notoria falta de cupos para estudiantes de la UTU”.


Etiquetas