Ir al contenido

Nacional | Martes 23 • Agosto • 2016

En revisión

Estudiantes de Derecho eligen hoy a las autoridades de su centro; además, habrá un plebiscito por el plan de estudios.

El Centro de Estudiantes de Derecho (CED), que este año está cumpliendo sus 100 años, tendrá hoy su elección, en la que se enfrentan principalmente las agrupaciones de la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU) -el Frente Estudiantil Zelmar Michelini (Frezelmi)-, y de la Corriente Gremial Universitaria (CGU), aunque también participa en la elección la agrupación Mayo 1968, integrante de la corriente de la FEUU Estudiantes del Pueblo. Frezelmi tiene actualmente seis miembros en la Secretaría Coordinadora, y CGU Derecho, los tres restantes.

Pero además de la elección de autoridades, el CED convocó a los estudiantes a un plebiscito sobre la reforma del plan de estudios de las carreras Abogacía y Notariado, vigente desde 1989, que desató polémica en la facultad. El plan nuevo se aprobó en el Consejo de la Facultad de Derecho por ocho votos del total de 12 consejeros, y en el Consejo Directivo Central de la Universidad de la República (Udelar) se ratificó con el voto contrario de la FEUU. Marcio Mañana, que encabeza la lista de Frezelmi, aseguró que el proyecto de reforma del plan tuvo “poco tiempo de discusión” y “acarrea una falta de legitimidad porque no tuvo todos los apoyos en diversas instancias”.

Actualmente los institutos de la facultad están trabajando en la elaboración de los programas por asignaturas, con la perspectiva de que se comience a aplicar el plan en 2017. Según Mañana, “docentes de diversos institutos de la facultad están muy molestos y preocupados porque varios contenidos que al día de hoy están en la carrera de grado estarían ausentes; están viendo cómo se fugan contenidos necesarios para la formación”. La advertencia hace referencia a una nota de los docentes grado 5 Juan Raso, Gustavo Arce, Hugo Barreto y Roque Molla en la que cuestionan el nuevo plan de estudios. Estos contenidos que se quitarían, deducen, van a pasar a los posgrados, lo que supone una desventaja para la Udelar frente a las universidades privadas, ya que actualmente “es notoria la falta de posgrados en la universidad pública, y además son pagos y muy caros”, además de que implica, según asegura Mañana, limitar el acceso a la educación.

El plebiscito no es vinculante y, al igual que las elecciones del CED, no implica el voto obligatorio, pero Frezelmi considera que puede ser un elemento de peso para frenar la aplicación del plan: “se debe respetar la voz de los estudiantes, más si se expresa en un plebiscito abierto. Si lo acompañamos con movilización y trabajo podemos frenar este plan”, dijo Mañana a la diaria.

Las otras dos listas que disputan la elección no participarán en el plebiscito. Ariel Ghans, que encabeza la lista de CGU Derecho, aseguró que Frezelmi “hace abuso” de la herramienta de los plebiscitos y criticó a este en particular como “un insulto a los estudiantes”. A la CGU le molesta sobre todo el primer punto de la papeleta, que establece si se vota por sí o no a la propuesta de “vaciar de contenido las carreras de Abogacía y Notariado”. “Nadie en su sano juicio puede votar que sí, y además es un dilema absolutamente falso”, opinó Ghans.

El estudiante destacó que el nuevo plan reduce la carrera de seis a cinco años, y que establece un núcleo de materias obligatorias pero habilita a cursar optativas dentro de la facultad y también en otros servicios.

Gonzalo Iglesias, primer candidato de la agrupación Mayo 1968, explicó a la diaria que la consulta es “puramente declarativa y simbólica” y no tiene efecto concreto, por lo que tampoco participarán. Sobre el proyecto de reforma en sí, cuestionó que como se semestralizan materias que hoy son anuales, aumentará la carga horaria de la carrera y promoverá la deserción de “quienes trabajan y estudian”.

Materiales y algo más

Mañana destacó que en estos últimos años, en los que Frezelmi tuvo la mayoría del CED, se trabajó “muy seriamente en el acceso a materiales de estudio”. Marcó que actualmente el servicio de fotocopiado del CED tiene las copias “más baratas de la zona”, y que con los fondos que obtienen se han hecho entregas gratuitas de 5.000 ediciones de compendios normativos a estudiantes. Otro trabajo en esta línea es el proyecto Facultad 3.0, por el que el CED lleva entregados 500 dispositivos digitales de lectura (400 tablets y 100 e-readers) a becarios del Fondo de Solidaridad y Bienestar Universitario, y por otra parte, se impulsó el proyecto de ley de acceso a materiales de estudio, que ya tuvo media sanción del Senado.

El dirigente del CED también destacó los programas de consultorios jurídicos que permiten tener 31 centros de consulta jurídica en barrios de Montevideo y en cada uno de los departamentos del país, pero la gestión de este programa, en particular el convenio con el Ministerio de Desarrollo Social (Mides), que permite parte del financiamiento, es uno de los aspectos más cuestionados por la CGU.

“Desde 2012 el Mides ha entregado 13.500.000 pesos para el programa, pero no ha habido rendición de cuentas, y nos preocupa cómo la agrupación mayoritaria hace uso y manejo de esos fondos del centro”, afirmó Ghans, que aclaró que no tienen críticas específicas asociadas a eventuales irregularidades, sino que el reclamo es “un pedido de transparencia”. Mañana consideró “poco serias” esas acusaciones, que buscan “agraviar el trabajo del CED”. “Todo lo que entra y sale por el convenio con el Mides tiene controles estatales trimestrales, con consultorios de contadores externos, y las cuentas son públicas”, aseguró.

Mayo 1968 integra, al igual que Frezelmi, la FEUU, pero la CGU no. El dirigente de la CGU expresó que esperan aumentar su participación, ganar un consejero más y “si se da una sorpresa”, alcanzar la mayoría del centro, lo que implicaría un cambio en el vínculo entre el CED y la FEUU. “En caso de ganar tendríamos que sentarnos a conversar con las autoridades de la Federación y buscar el mejor camino que represente a los intereses de los estudiantes de Derecho y al resto de la universidad, porque sabemos que el CED es de los centros más grandes de toda la FEUU”, afirmó Ghans.

Por su parte, Iglesias, candidato de Mayo 1968, aseguró que su agrupación “es la única que, en un año de recorte presupuestal, mantiene en discusión los reclamos del movimiento estudiantil en defensa del presupuesto universitario”, cuando, reclamó, “es una facultad con 10.000 inscriptos y tenemos problemas de superpoblación todos los años”. Actualmente la agrupación no tiene representación en el CED, y en las elecciones de hoy espera mejorar la participación que logró en las anteriores, cuando alcanzó entre 4% y 5% de los votos.

El horario de votación será de las 7.30 a las 21.00, y se espera que a la medianoche se conozcan los resultados.