Ir al contenido

Nacional | Martes 30 • Agosto • 2016

Pablo Mieres. Foto: Santiago Mazzarovich (archivo, marzo de 2016)

Hasta que llegue el cajero

Senado prorrogó pago de salarios y jubilaciones por medios electrónicos en localidades pequeñas.

Con el voto de todos los partidos, la Cámara de Senadores aprobó una modificación del artículo 21 de la Ley de Inclusión Financiera. Este establece la fecha en la que comenzará a regir el pago de remuneraciones, pasividades y beneficios sociales por medios electrónicos. Está previsto que a partir de octubre de este año todos estos pagos deban efectuarse por medios electrónicos, salvo que exista un acuerdo entre trabajador y empleador para cobrar por otros medios. En este último caso, de cualquier manera, el pago deberá realizarse por medios electrónicos a partir de mayo del año próximo, indefectiblemente.

El senador del Partido Independiente, Pablo Mieres, presentó una propuesta para que esta disposición se prorrogue en el caso de localidades pequeñas que no cuentan con un cajero en un radio de dos kilómetros. El proyecto se discutió en la Comisión de Hacienda, y en diálogo con las autoridades del Ministerio de Economía y Finanzas que asistieron al organismo, se acordó acompañar la propuesta de Mieres, aunque con una redacción diferente, porque se entendía que la disposición de los dos kilómetros generaba dificultades de implementación. La redacción final, acordada por todos los partidos, establece que la prórroga para el pago de sueldos y jubilaciones por medios electrónicos en las localidades de menos de 2.000 habitantes se extenderá hasta que exista un punto de extracción de dinero disponible en la localidad. Según datos del Observatorio de Inclusión Financiera de la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración de la Universidad de la República, hay más de 400 localidades pequeñas que aún no cuentan con puntos de extracción de dinero.

Ayer, Mieres explicó en el plenario que su propuesta surgió de la constatación que hizo en sus recorridas por el interior del país de que en algunas localidades, particularmente las más pequeñas, no existían los servicios financieros correspondientes para cumplir con la ley, y que en algunos casos los trabajadores tienen que perder un día de trabajo para cobrar su sueldo. “Esto es contradictorio con la inclusión, porque termina generando una lógica más bien excluyente”, fundamentó.

A raíz del proyecto se esbozó una discusión más general sobre el proceso de inclusión financiera. El senador nacionalista Álvaro Delgado celebró que “por lo menos se perfore” la ley. “Es la primera puerta que se abre en serio para discutir más profundamente los mecanismos de inclusión financiera”, manifestó. Dijo que este proceso genera un “costo adicional para los pequeños comerciantes” y consideró que el Estado debería proporcionar la logística para que “la inclusión sea una solución y no un problema”. El senador Luis Alberto Heber, de su mismo partido, complementó señalando que existe “muchísima resistencia de los sectores comerciales de todo el interior” al proceso de inclusión financiera. “Hay centros comerciales del interior que dicen que no tienen la fuerza necesaria para hacer sentir su voz”, comentó.

El Senado también votó la venia de Juan José Domínguez, que volverá a ser vicepresidente de la Administración Nacional de Puertos a raíz del pasaje de Daniel Montiel a la subsecretaría del Ministerio de Defensa Nacional.

Etiquetas