Ir al contenido

Nacional | Lunes 22 • Agosto • 2016

Mirar para adelante

Alianza Progresista alerta que la “transformación en la educación” se está frustrando y propone ronda de diálogos.

La Mesa Nacional de Alianza Progresista (AP), el sector frenteamplista liderado por el diputado y ex intendente de Maldonado Óscar de los Santos y por el canciller Rodolfo Nin Novoa, se reunió ayer, con la participación de dirigentes de 16 departamentos. En su declaración final, el sector menciona como un punto relevante la situación de la educación. “La dificultad de diálogo, de cooperación y en la construcción de acuerdos entre los actores de la educación está impidiendo desarrollar una profunda transformación en la educación. Esta situación no puede dejar como rehenes a los estudiantes, ni a los cambios que son impostergables”, alerta AP. Propone al Frente Amplio realizar “una ronda de diálogos y contactos” con los actores de la educación -estudiantes, docentes, sindicatos y autoridades- para “colaborar en la construcción de puentes y acuerdos que permitan las transformaciones necesarias”.

De los Santos dijo a la diaria que ha habido “momentos de tormenta entre el gobierno y los docentes” y “rispidez en la discusión”, lo que dificulta la instalación de ámbitos de negociación y la posibilidad de llegar a acuerdos. AP considera necesario trabajar para “lograr un mejor clima y distender”, con la participación de los docentes, los estudiantes y también sus familias, señaló.

Otro tema que se abordó, con la exposición del canciller, fue la situación del Mercosur. Nin expuso sobre la posición de Uruguay, en defensa de la institucionalidad y en respeto a las normas del acuerdo regional, y reiteró su preocupación por la situación de bloqueo en la que puede llegar a quedar el Mercosur. “En el Mercosur involucionamos y estamos en una crisis terrible. La posición de Brasil, Paraguay y Argentina es extrema y genera un estrangulamiento”, manifestó De los Santos. Opinó que esto obstaculiza el rol “más integral” que el bloque debe jugar en el mundo.

La declaración de AP señala que se respalda la actuación de Nin al frente de la cancillería, “actuando con enorme coherencia en defensa del proyecto regional del Mercosur y en la búsqueda de mercados a nivel mundial para defender nuestras fuentes de trabajo”.

Por otra parte, el sector consideró que la reforma constitucional no es prioritaria en las actuales circunstancias. “Si bien reafirmamos nuestro compromiso con la decisión del Frente Amplio de dar inicio a un proceso de reforma constitucional que refleje los avances y las profundizaciones -aun necesarias- en materia de derechos, consideramos que en la actual coyuntura es prioritario seguir avanzando en un agenda de temas aún pendientes que requieren de los mayores esfuerzos políticos e institucionales”, indica la declaración.

No todo son mercados

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi dijo el jueves a Búsqueda que la coalición política argentina Cambiemos, que llevó a Mauricio Macri a la presidencia de Argentina, “donde siga así, es uno de los mejores llamadores para que el Frente Amplio siga en el gobierno”. “Porque gana Cambiemos y cae el Producto Bruto Interno, aumenta la inflación, caen los salarios, caen los ingresos, aumenta la pobreza, aumenta la indigencia”, agregó. En la mesa de AP Nin no comentó estas declaraciones. Consultado al respecto por la diaria, Óscar de los Santos consideró que, más allá de la importancia para Uruguay de que Argentina abra sus mercados, “ningún militante de izquierda deja de ver con preocupación” los “ajustes escandalosos” que están haciendo los gobiernos de Argentina y de Brasil, que “recaen sobre los sectores populares”.

Etiquetas