Ir al contenido

Ahora | Viernes 12 • Agosto • 2016

Tabaré Vázquez / Foto: Federico Gutierrez ( archivo, octubre de 2014).

No sean exagerados

Vázquez le respondió a la Cámara de Comercio y explicó por qué accedió a modificar los lineamientos salariales.

El presidente Tabaré Vázquez respondió ayer a las reacciones de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS) por el ajuste de los lineamientos salariales que realizó el gobierno. Según el mandatario, durante la primera ronda de Consejo de Salarios de este año, "en más de un 60 % de los casos los empresarios y los trabajadores se pusieron de acuerdo por sobre las pautas que había dado el Ejecutivo". "Por eso me llama un poco la atención la reacción de la Cámara de Comercio, porque realmente en la primera ronda quien quedó atrás fue el gobierno, porque acordaron trabajadores y empresarios de pautas que van por encima de las que dio el gobierno", dijo, en declaraciones a Canal 12.

Según Vázquez, “las preocupaciones del gobierno con respecto al mundo del trabajo y de los trabajadores se basan en dos pilares: no perder puestos de trabajo y que los trabajadores no pierdan su capacidad de compra". En ese marco, "ante un riesgo mínimo de la posibilidad de pérdida del salario real de los trabajadores, consideramos, dado que no afecta al otro polo (que es no perder puestos de trabajo), que la aplicación de las pautas de 2015 en lugar de las de 2016 era más oportuna".

El mandatario incluso aseguró que el gobierno no cree que se vayan a perder puestos de trabajo. "Las condiciones que hay en la región, tanto en Brasil como en Argentina, y la que está viviendo Uruguay, nos hace ser relativamente optimistas para el año próximo comenzar realmente un despegue de la economía”, finalizó.

La CNSC había emitido una declaración el miércoles, en la que manifestaba que el cambio de las pautas “dificultará aun más la situación de las pequeñas y medianas empresas del país en cuanto a hacer frente a los costos salariales para los próximos años”.

Etiquetas