Ir al contenido

Internacional | Miércoles 17 • Agosto • 2016

No son tan malos

Desde que decidió competir por la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump ha dicho que los inmigrantes provenientes de México son “violadores” y responsables del tráfico de droga, y prometió construir un muro en la frontera con ese país para impedirles la entrada. Sin embargo, el Partido Republicano intenta aumentar la popularidad de Trump en la comunidad de origen latinoamericano para evitar que esos votos vayan para la demócrata Hillary Clinton. De acuerdo con la agencia de noticias Efe, el Comité Nacional Republicano (CNR) anunció ayer una campaña dirigida a esos votantes, a los que les explicará en español temas centrales de la campaña electoral con una serie de videos llamada “Los hispanos del GOP [Grand Old Party]: La semana por delante”. También se les explicará que “las políticas internacionales fallidas del presidente Barack Obama han puesto en riesgo la seguridad estadounidense”, dijo la directora de Comunicaciones Hispanas del CNR, Helen Aguirre Ferre.

Etiquetas