Ir al contenido

Deporte | Martes 16 • Agosto • 2016

Andrés Silva después de la prueba de los 400 metros con vallas, ayer, en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Foto: Oliver Morin, Afp

Segundo capítulo

Andrés Silva y Néstor Nielsen compiten hoy nuevamente en Río.

Esta noche el atleta Andrés Silva volverá a la pista del Estadio Olímpico de Río de Janeiro, donde competirá en una de las series semifinales de los 400 metros con vallas. El corredor tacuaremboense consiguió ayer al mediodía el tercer puesto en su serie y la mejor marca del año, lo que le permitió seguir participando en los Juegos Olímpicos. Es la primera vez en cuatro presentaciones olímpicas que Andrés Silva consigue avanzar a las semifinales. Su registro, de 49,21 segundos, superó por cuatro centésimas su mejor marca de 2016 y fue la 17ª mejor entre los 47 competidores que corrieron ayer.

Tras la prueba, Pies Alados evaluó su rendimiento como muy positivo. “Vine a esta serie con la quinta mejor marca. No era uno de los favoritos. Tomé el control de la prueba en los últimos 100 metros, y cuando vi que podía atacar, aproveché los últimos 40 metros. Estar dentro de los tres primeros es para mí una tranquilidad”, confesó el deportista uruguayo.

La competencia de hoy será de noche, por lo que la alta temperatura no será un impedimento para ninguno de los deportistas a la hora de la largada. Andrés correrá en la tercera y última semifinal, a las 21.49, por el andarivel ocho. Su tiempo de ayer solamente supera al de un competidor de su serie. “Mañana [por hoy] es todo o nada. Cumplí con pasar a las semifinales, que era lo que quería lograr. Esto es otra historia; tendré que plantear la estrategia, pero no va a ser muy distinta”. Para poder pelear por la chance de avanzar a la final, debería al menos correr tan rápido como lo hizo en 2014, cuando marcó el récord nacional con 48,65. Es muy difícil que lo consiga, pero Silva no pierde las esperanzas. “La pista se presta para estar en la franja de los 48 segundos”, consideró. De todas formas, aclaró: “Planificamos estar en las semifinales y no en una final. Tengo que hacer una carrera mucho mejor para poder avanzar”.

Hay que saltar

El otro representante del deporte uruguayo que competirá hoy será Néstor Nielsen, en la segunda etapa clasificatoria de la prueba de salto ecuestre, que comenzará a las 10.00. El recorrido será distinto al del domingo, y en esta oportunidad, el uruguayo tendrá la dificultad de partir en el séptimo lugar entre las 60 duplas participantes. Esto le impedirá poder ver cuáles son las trampas del recorrido y los errores y aciertos de sus rivales, algo que sí pudo hacer en la primera etapa, en la que saltó último. Nielsen acumula hasta el momento un punto por penalización de tiempo y está en el 25º lugar. Los puntos son acumulativos en las instancias clasificatorias y se limpian para las finales. El que tenga menor puntaje es el que lidera la clasificación. Si vuelve a completar una participación sin tirar ningún palo, es decir, sin sumar puntos o sumando hasta dos unidades, se clasificará de forma directa a la siguiente etapa como una de las mejores 45 duplas. De lo contrario, deberá esperar la participación de todos los jinetes, para saber si tiene un lugar en la siguiente ronda. En caso de acceder a ella, Nielsen y su equino, Prince Royal Z de la Luz, volverían a competir mañana, también a las 10.00. Una nueva presentación sin faltas significaría estar no sólo en la siguiente fase, sino también muy cerca de la final del viernes.

También mañana se estrenará en Río de Janeiro la atleta Déborah Rodríguez. Será en los 800 metros, cuyas series comienzan a las 10.55. Habrá seis series en la primera fase de la competencia, y la última de ellas comenzará a las 11.35. Para avanzar de fase, la uruguaya precisa conseguir al menos un tercer puesto o ser una de las mejores seis entre las restantes de todas las series.

Etiquetas