Ir al contenido

Internacional | Martes 16 • Agosto • 2016

Horacio Cartes, en el acto de asunción de la presidencia de Paraguay. Foto: Javier Calvelo (archivo, agosto de 2013)

Sin festejo

El presidente paraguayo cumplió tres años de gobierno con manifestaciones en su contra.

Horacio Cartes completó ayer los tres primeros años de su mandato como presidente de Paraguay sin acto oficial y con una protesta. La manifestación fue organizada por el Congreso Democrático del Pueblo (CDP), que reúne a organizaciones sindicales, campesinas, estudiantiles y partidos políticos de izquierda, varios de estos integrados al Frente Guasú, del ex presidente Fernando Lugo. Unos 1.000 manifestantes se dirigieron primero al Palacio de Justicia para repudiar las condenas a campesinos en el caso Curuguaty, después al Palacio de López, sede de la presidencia, y por último al Congreso.

La de ayer fue una de varias protestas contra el gobierno paraguayo organizadas en los últimos días por el CDP, que además mantiene una carpa frente a la sede del Poder Judicial en Asunción. El viernes convocó a un escrache ante la casa de Cartes, anunciado como una “serenata” a la que llamó “Despierta, vendepatria”, según informó el periódico Última Hora. El mismo calificativo se leía ayer en algunos carteles en la protesta contra Cartes. De acuerdo con la prensa paraguaya, el viernes las medidas de seguridad impidieron a los manifestantes llegar hasta la residencia del gobernante, pero se concentraron a unos metros de allí. Ayer, en la protesta, una de las consignas pedía la renuncia del presidente.

“No es este el país que queremos y la democracia que anhelamos”, dijo el coordinador del CDP, Ermo Rodríguez. Los manifestantes reclamaban una reforma agraria, denunciaban la corrupción en la política y rechazaban, una vez más, la ley de Alianza Público-Privada, que permite que empresas privadas participen en el sector público y que ha sido calificada como una privatización encubierta.

Una encuesta de la consultora Ibope CIES, publicada el domingo por Última Hora, concluye que del año pasado a este aumentó de 42,9% a 61,7% el porcentaje de personas que opinan que Cartes no hizo “nada bueno” durante su gobierno. El estudio obtuvo esas respuestas al preguntarles a los encuestados qué fue lo mejor que hizo la administración del mandatario del Partido Colorado. La política que tuvo más apoyo (20%) fue la de alianza con empresas privadas, mientras que la más cuestionada fue la de seguridad pública, en la que se enfocaron varias promesas de campaña del actual gobernante.

Pese a que Cartes prometió combatir a la guerrilla del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), en este año de gobierno, este grupo armado secuestró a un adolescente menonita de 17 años y mantiene ahora a tres personas en su poder. Ya retenía a otro civil desde el año pasado y a un policía secuestrado en 2014. El Frente Guasú anunció que va a proponer que se elimine la Fuerza de Tarea Conjunta, creada por el gobierno de Cartes para combatir a ese grupo armado e integrada por policías y militares, informó la agencia de noticias Efe.

En cuanto a la pobreza, señalada como un fracaso del gobierno por 15,7% de los encuestados por Ibope CIES, alcanza a 22,2% de la población, un millón y medio de personas. El gobierno ha comunicado que está aplicando varios programas sociales para atender esa situación, pero el número de personas a las que esto afecta no se ha reducido.

Está previsto que hoy Cartes divulgue un discurso por sus tres años de gobierno. Ayer se limitó a saludar en Twitter el aniversario de la fundación de Asunción.

Etiquetas