Ir al contenido

Nacional | Martes 23 • Agosto • 2016

Carolina Cosse en rueda de prensa en la Torre Ejecutiva. Foto: Alvaro Salas, Presidencia (archivo, abril de 2016)

Tropezón no es caída

Cosse sobre resultados de Total: “Seríamos un país muy poco serio si dijéramos ‘no investigamos más’”.

Luego de que durante el fin de semana ningún jerarca del Poder Ejecutivo se expresara acerca de la carta que Total le envió a ANCAP, la ministra de Industria, Energía y Minería, Carolina Cosse, hizo las primeras declaraciones abiertas ayer de mañana, tras una escueta sesión del Consejo de Ministros en la Torre Ejecutiva. Según la jerarca, el tema no fue tratado en el gabinete.

El viernes, en una carta dirigida a la presidenta de ANCAP, Marta Jara, la empresa Total confirmó que los resultados de los “principales análisis” realizados a partir de las muestras del pozo raya-1 del bloque 14 “no fueron los esperados y no pudieron probar recursos hidrocarburíferos en la ubicación elegida”. A pesar de las críticas y los comentarios de la oposición por la forma en que se procedió, la ministra dejó en claro que el gobierno no tiene ningún interés en abandonar la política exploratoria de hidrocarburos: “De la misma manera que para un estudiante perder un examen no es lo deseable pero forma parte de la vida, para las empresas que hacen exploración este tipo de sucesos forman parte de la exploración”, sostuvo. Según dijo, “hay lugares en el mundo, como Noruega, que tuvieron que hacer 60 pozos exploratorios hasta encontrar uno; esto es usual”. Luego agregó: “Seríamos un país muy poco serio si ante un evento puntual dijéramos: ‘no investigamos más’”.

A pesar del resultado, Cosse destacó que “la empresa dice que con la información que tiene y otros estudios que va a realizar, va a analizar todo el bloque 14 para ver si puede inferir más información sobre el resto del bloque”. Uruguay, sostuvo, “no ha corrido riesgos”, sino que “los riesgos los han corrido los privados”. También respondió indirectamente algunas críticas de la oposición, que había dicho que el gobierno había generado “expectativas”: “Yo siempre fui muy medida en el tema, porque entiendo que son temas científicos, y les dije en reiteradas ocasiones: primero vamos a esperar los resultados, pero hay que prepararse, no hay que marearse y hay que ir con pie de plomo”.

El lado estadístico

También ANCAP se expresó al respecto. Ayer la empresa estatal emitió un comunicado en el que se afirma que se está a la espera de la totalidad de los resultados de las muestras de rocas y fluido, “que en los próximos meses nos darán una mejor idea de la geología en esta localización y las claves para entender por qué no se han encontrado acumulaciones de hidrocarburos”. Se afirma que las cuencas sedimentarias del Atlántico “son y seguirán siendo de alto riesgo geológico, con sólo un 8,5% que han encontrado éxito técnico en los últimos 8 años, y de estos, sólo un 25% que han resultado comercialmente viables”. De hecho, se afirma que en el caso del pozo Raya (en el que se realizó la perforación), “la estimación de la probabilidad de éxito técnico estaba en el entorno del 14%, por lo cual se obtuvo el resultado más probable”. ANCAP asegura que “para llegar a un entendimiento completo del potencial hidrocarburífero de las cuencas offshore de nuestro país, se requieren más de una decena de perforaciones exploratorias”. El plan “es continuar la exploración de hidrocarburos iniciada en el 2007, conscientes de que es un proyecto de largo plazo”, que requiere la participación de empresas “que asuman estos riesgos y costos”, finaliza.

Cambio de naturaleza

Ayer, durante la sesión del gabinete, el ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, le presentó a Vázquez un anteproyecto de ley para convertir parte de la Dirección Nacional de Arquitectura en un servicio descentralizado. La propuesta quedó en manos del mandatario, que deberá decidir si impulsa o no la propuesta. En la actual dirección quedarán algunas tareas, como la producción de trabajos académicos y la trazabilidad de los proyectos, pero la parte de obras y ejecución de proyectos iría a parar a esta nueva unidad descentralizada. Lo que la cartera busca es liberar a esta unidad de las actuales limitaciones y restricciones de la administración central del Estado.