Ir al contenido

Deporte | Miércoles 31 • Agosto • 2016

Una tarde en la bahía

Cerro venció a Fénix 1-0 en el Capurro.

Capurrenses y villeros se enfrentaron ayer de tarde en uno de los partidos que se habían postergado de la primera etapa del Campeonato Uruguayo Especial. Cerro, que viene de vivir momentos institucionales bastante anormales, visitó a Fénix en Capurro y se llevó un importante triunfo 1-0 con gol del duraznense Maureen Franco, de tiro penal. Los de José Nito Puente, una vez que se pusieron en ventaja, a los 15 minutos del segundo tiempo, manejaron las acciones del partido que se les había hecho cuesta arriba en la primera etapa. El gol de Franco, que llegó después de un penal que le cometió el buen zaguero Lucas López al propio delantero duraznense, les dio tranquilidad a los albicelestes e hizo que los albivioletas entraran en la locura, que se vio reflejada en el Lolo Fabián Estoyanoff, quien, tras marcar un gol que le invalidaron por posición adelantada, se le fue con todo al línea y recibió por parte del árbitro principal la tarjeta roja directa. Ese hecho trastocó el ambiente en Capurro y definitivamente cambió el rumbo de las acciones de un encuentro que hasta ese momento estaba más que parejo. Los minutos de adición del final y los cambios ofensivos de Rosario Martínez no lograron batir la sólida defensa cerrense, que tuvo en Iván Centurión a un baluarte en el fondo: el pelado se hizo enorme y sacó todo por arriba y por abajo con la buena colaboración del Flaco Rodrigo Canosa. En Cerro, además, el volante Gonzalo Nano Ramos es el distinto y lo demuestra en cada partido.

Podríamos dividir la primera etapa del partido en dos mitades. En la primera el dominador fue el equipo local, que demostró tener en Leonardo Fernández a un buen valor de las juveniles: el chiquilín corre, maneja bien la pelota y además se anima a patear desde lejos. Ya en los primeros minutos el capitán Nacho Pallas, con un tremendo cabezazo, casi abre el score, pero cuando la pelota se metía apareció Canosa para cerrar y mandarla al córner. Después, Matías Mirabaje hizo estirarse al arquero cerrense Sebastián Britos, que, con una gran volada, sacó el remate que se metía en el ángulo. Si hablamos de merecimientos, Fénix tenía que ir ganando, pero Cerro emparejó la cuestión. Primero fue Lucas Hernández -de lo mejor de Cerro en la última temporada- el que trepó por la izquierda, pasó a Pablo Caballero y este sacó un zapatazo que hizo reaccionar al debutante Santiago Mele, que la tiró afuera.

Estuvo bien el pibe Mele, que jugó en reemplazo del habitual titular, Darío Denis, que está lesionado. Después vino una gran combinación entre Maureen y Ramos, que ensayó una chilena espectacular que fue a parar al techo del arco. Con esas jugadas se fue el primer tiempo y se vendría para el segundo el solitario gol de Franco, que pateó el penal a chumbear, al medio y arriba, para asegurar el gol y darles la victoria a los villeros.

Etiquetas