Ir al contenido

Nacional | Martes 20 • Septiembre • 2016

Ejecutivo y legisladores del FA pretenden aprobar nueva universidad para la educación en este período

Lo anunció el Ministerio de Educación y Cultura (MEC) durante la discusión parlamentaria de la Rendición de Cuentas, y ahora desde el Poder Ejecutivo se formó un grupo de trabajo con legisladores del Frente Amplio (FA) para avanzar en la redacción de un proyecto de ley que cree una universidad de la educación, institución que está prevista en la Ley General de la Educación. En 2014 naufragó, por falta de votos en el Senado, el proyecto que pretendía crear la Universidad de la Educación (Uned) como un ente autónomo y cogobernado; el texto fue votado en Diputados, pero el sector colorado Propuesta Batllista cambió su postura cuando la iniciativa se puso a consideración de la cámara alta.

Para este nuevo proyecto se cuenta con ese proceso entre los antecedentes, aunque aquel texto no será necesariamente base de esta iniciativa. “No serán los documentos desde los cuales se construya la nueva propuesta”, afirmó a la diaria Rosita Angelo, directora de Educación del MEC. Por su parte, el diputado Sebastián Sabini (Movimiento de Participación Popular, FA) comentó que la idea será llegar a un proyecto “más sintético en relación al del período anterior, que no detalle tanto todos los organismos, sino que sea un poco más abierto”.

El Observador informó que el 8 de setiembre fue la primera reunión entre la titular del MEC, María Julia Muñoz, Angelo y los legisladores del FA por este tema. La próxima tendrá lugar una vez que la Cámara de Diputados termine de votar la Rendición de Cuentas y luego de la interpelación que la diputada nacionalista Graciela Bianchi hará a Muñoz. Según explicó Angelo, se buscará definir cómo será el proceso de consultas con los actores sociales involucrados. Dos espacios aparecen como centrales: por un lado, la mesa 3 del Diálogo Social, que es sobre educación; por otro, el Congreso Nacional de Educación al que se convocará este año.

Sabini explicó que en la primera reunión se expresó preocupación por la baja titulación de los docentes, en particular en enseñanza media (en 2011 sólo 53,4% de los docentes de ciclo básico tenían título, mientras que en bachillerato el porcentaje aumentaba a 65,5%), y también porque hay muy pocos docentes con maestrías. “Uno de los objetivos de la creación de la Universidad de la Educación tiene que ver con desarrollar la investigación y la oferta académica en maestrías en educación”, afirmó el diputado.

Ana Lopater, actual directora del Consejo de Formación en Educación (CFE), destacó que el consejo tiene en la Uned “el camino trazado”. “No sabemos cuándo vamos a tener la sanción legal, pero la idea ha sido siempre tratar de transformar la formación en educación con vistas a un nivel universitario, y lo que estamos haciendo puede acelerar ese proceso”. El CFE viene desarrollando un proceso de discusión sobre nuevos planes de estudio, que espera terminar en mayo de 2017.

Lopater consideró que el ejemplo de la Universidad Tecnológica (Utec), que tiene tres años de historia, es “un antecedente interesante”, y destacó que si bien se votó antes, cuando se puso a consideración el proyecto de la Uned todavía “no existían” las carreras ni estaba la institución en funcionamiento. La Utec se creó como ente autónomo y cogobernado, pero su primer consejo está integrado por tres representantes designados por el Poder Ejecutivo y es de transición: puede funcionar por un período de hasta cuatro años, y en sus primeros 36 meses debe convocar a elecciones. Sabini consideró que ese ejemplo “puede ser una alternativa”, aunque en el CFE ya existe participación de docentes y estudiantes (que tienen voz, pero no voto en el consejo). “Una universidad pública debe ser cogobernada, porque es una herramienta de generación de ciudadanía”, afirmó el diputado, que consideró “inentendible” que la oposición haya votado la Utec y no la Uned. En ese sentido, opinó que el objetivo de tener una universidad de formación en educación “es importante, por lo que si hay que ceder en que la solución definitiva sea un consejo transitorio, en lo personal lo apoyo, aunque nos lleve un tiempo más”.

Si bien Angelo dijo que todavía no hay plazos previstos para la presentación de un proyecto de ley, Sabini consideró que si la discusión con los actores sociales avanza sería bueno “tener el proyecto en el Parlamento a fin de año y dar la discusión el año que viene”.