Ir al contenido

Internacional | Lunes 12 • Septiembre • 2016

Michel Temer, presidente de Brasil, y su esposa, Marcela, el 7 de setiembre en Brasilia. Foto: Evaristo Sa, Afp

El ex titular de la AGU acusa al gobierno de Brasil de querer frenar la investigación de Petrobras

El presidente de Brasil, Michel Temer, designó por primera vez a una mujer para un cargo de gobierno, pero su decisión generó críticas y acusaciones de que el nombramiento busca frenar las investigaciones de corrupción vinculadas con Petrobras. La nueva funcionaria, Grace Maria Mendonça, reemplazó al frente de la Abogacía General de la Unión (AGU) a Fábio Medina Osório, que después de ser destituido denunció públicamente que el gobierno le pidió que no se involucrara en la investigación de la red de corrupción en Petrobras.

Medina asumió el cargo en mayo, cuando fue suspendida la ex presidenta Dilma Rousseff y Temer comenzó a liderar el Ejecutivo. Desde ese lugar, fue el encargado de reunir opiniones jurídicas de distintos órganos de gobierno sobre los delitos de los que se acusaba a la presidenta Dilma Rousseff en el juicio político que se llevó adelante en el Senado. En su informe final, en el que recoge estas opiniones, coincide con el Banco Central y los ministerios de Planificación y de Hacienda, y concluye que los procedimientos que llevó adelante la ex presidenta son “regulares”.

Además de esta acción, llevó adelante otras medidas en el cargo: tres meses atrás hizo que la AGU presentara acciones legales para que las empresas involucradas en la red de corrupción de Petrobras devuelvan al Estado el dinero desviado. Consideró que debía dar ese paso porque la AGU representa al Estado en cualquier instancia judicial. También solicitó al Supremo Tribunal Federal información acerca de las investigaciones dirigidas contra políticos que habrían desviado fondos públicos, con la intención de iniciar demandas contra ellos también.

El viernes Medina fue destituido por el gobierno, sin que se diera información oficial acerca de las razones de la destitución. Una vez apartado del cargo, dijo a la revista Veja que esto se debió a que desobedeció una orden del gobierno de que la AGU no se involucrara en la investigación de la red de corrupción en Petrobras, que abarca a políticos de distintos partidos, varios de los cuales respaldan hoy al gobierno de Temer, incluido su propio Partido del Movimiento Democrático Brasileño. En declaraciones a O Globo, Medina dijo que después de que él ordenara que la AGU tomara cartas en la investigación, el ministro de Presidencia, Eliseu Padilha, que es su padrino político, le dio indicaciones de que no lo hiciera.

La AGU nunca recibió la información solicitada al Supremo Tribunal Federal: la encargada de pedirla a la corte era Mendonça, la funcionaria que hoy lo sustituye, denunció Medina. El ex titular de la AGU aseguró, en la entrevista con Veja, que ella y Padilha buscaron frenar el involucramiento de la AGU en la investigación del caso Petrobras. “Grace es una abogada de la Unión respetada […], tiene excelentes calificaciones técnicas, pero le hizo el juego a Padilha”, dijo a O Globo.

Medina también dijo que desde que él se negó a seguir las indicaciones de Padilha, el gobierno empezó a difamarlo, por ejemplo, al decir a periodistas que él pretendía tener a su disposición un avión de la Fuerza Aérea para viajar los fines de semana de Brasilia a Porto Alegre, su ciudad de origen.

Varios diarios brasileños informaron el fin de semana que ni Padilha ni el gobierno quisieron responder preguntas sobre este tema. Quien sí reaccionó es la nueva titular de la AGU. En un comunicado, Mendonça dijo que las declaraciones de Medina, a quien no nombra directamente, son fruto del “total desconocimiento de las rutinas y los procedimientos internos” del organismo. Además, en el comunicado se asegura que “la defensa del erario público y el combate a la corrupción […] es y continuará siendo la principal misión institucional” de la AGU.

También Temer tuvo que pronunciarse sobre este tema en una entrevista que estaba previamente pactada con la cadena O Globo. Dijo que “jamás” interferirá en las investigaciones de corrupción. “Cada poder [del Estado] tiene su papel, y sería absurdo por parte del Poder Ejecutivo” intervenir en los avances judiciales, dijo, y agregó que “no existe posibilidad de que haya ninguna interferencia del Ejecutivo”.

Acerca de la salida de cuatro ministros de su Ejecutivo después de que se conocieran públicamente algunos indicios de que podrían estar involucrados con la corrupción en Petrobras o de que dijeron que aprovecharían el cambio de gobierno para sofocar las investigaciones judiciales sobre esto, el sustituto de Dilma Rousseff dijo que él no los despidió, sino que ellos pidieron salir del gobierno.

Temer también fue consultado por O Globo sobre la designación de Mendonça en la AGU y la falta de mujeres en su primer gabinete. El mandatario reiteró el argumento que había utilizado antes: que fue un “proceso natural” y que tuvo que “salir corriendo” a formar un gobierno, y por eso no incluyó mujeres. Acerca del nombramiento de Mendonça, dijo que ella está capacitada, que es elogiada por otros juristas y que “es claro que, al ser mujer, ayuda en esa historia del género”.