Ir al contenido

Internacional | Jueves 01 • Septiembre • 2016

Estaba visto

Rajoy perdió la primera votación para su investidura y volverá a intentarlo.

En un proceso de votación que se mantuvo fiel a las predicciones, el presidente español en funciones y líder del Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, no logró su reelección y tendrá su segunda oportunidad mañana. Luego de dos días de debate en el Parlamento, Rajoy logró 170 votos a favor -del PP, Ciudadanos y Coalición Canaria- y 180 en contra -del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), la coalición de izquierda Unidos Podemos y dos partidos nacionalistas, uno vasco y otro catalán-.

El gobernante en funciones se quedó a seis votos de la investidura y, aunque podrá volver a intentarlo mañana, todo indica que no será reelecto y que se prolongará el bloqueo que comenzó hace ocho meses.

El encargado de abrir la segunda jornada de la sesión fue el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, con un discurso en el que dejó claro que, para su formación, no es no. “El PSOE no se va a abstener ante la corrupción y el recorte de derechos. Usted no es de fiar. No le daremos un injustificable perdón”, dijo el líder de los socialistas, antes de mencionar uno por uno los recortes que hizo el PP en las políticas sociales en sus años en el gobierno. “No podemos apoyar aquello a lo que nos enfrentamos”, reiteró.

Rajoy le respondió tajante: “No abuse. Con que me diga que no ya es suficiente, no hace falta que intente argumentarlo. Ya lo he entendido. Usted quiere bloquear que salga presidente del gobierno y tiene que justificarlo de alguna manera”. El líder del PP agregó: “Ya no vengo aquí a solicitar su confianza. Vengo a decir que, puesto que hemos conseguido con esfuerzo un acuerdo para reunir 170 diputados, déjenos al menos gobernar. No bloquee y no nos lleve a una tercera convocatoria electoral”.

A la intervención de Sánchez le siguió la del líder de Podemos, Pablo Iglesias, quien dijo que Rajoy lidera un partido que tiene la corrupción “en los genes” y que fue fundado por ministros franquistas. Luego se dirigió al secretario general del PSOE: “Es verdad que nosotros a veces decimos verdades incómodas y que no somos de poner la otra mejilla cuando se nos golpea, pero para enfrentar al PP y sus políticas nosotros sí somos de fiar y usted lo sabe [...] Decídase, señor Sánchez”.

Albert Rivera, que encabeza Ciudadanos, se enfocó en “unir los puntos” que tienen en común Rajoy y Sánchez, y llamó a los dos partidos a trabajar en conjunto. También dijo que apoyar a Rajoy significa elegir “lo menos malo” que, en este caso, es formar un gobierno.