Ir al contenido

Deporte | Jueves 08 • Septiembre • 2016

Ceremonia de apertura de los Juegos Paralímpicos, ayer en el estadio Maracaná, en Río de Janeiro, Brasil. Foto: Marcelo Tasso, Afp

La misma pasión

Se inauguraron los Juegos Paralímpicos de Río; hoy compiten dos deportistas uruguayos.

En la caída de la tarde de ayer, una nueva llama olímpica se encendió en Río de Janeiro. Bajo la égida de la misma bandera olímpica, la fiesta del deporte mundial continúa con los Juegos Paralímpicos, que se desarrollarán hasta el 18 de setiembre. Serán los primeros en Sudamérica para deportistas con impedimentos físicos -también los Juegos Olímpicos fueron los primeros en este continente- y competirán 4.350 deportistas de 176 países en 528 pruebas.

La bandera uruguaya flameó bien alto en la ceremonia de ayer en el mítico estadio Maracaná. La portó Henry Borges, judoca ciego de 33 años, uno de los cuatro competidores que integran la delegación celeste. Cerca de él desfilaron en la jornada de apertura los demás representantes uruguayos: la amazona Alfonsina Maldonado, quien competirá en deportes ecuestres; Eduardo Dutra, atleta en silla de ruedas, y Gonzalo Dutra, nadador en dos disciplinas.

Tras la emoción vivida ayer en el Maracaná, Henry Borges comenzará hoy mismo su participación en los Juegos Paralímpicos. A las 10.00, el judoca oriundo del departamento de Artigas tendrá su primera presentación en la categoría de menos de 60 kilos; su oponente será Yu Chang, competidor de China Taipéi. Si bien el deporte paralímpico tiene poca repercusión, Borges es uno de los pocos deportistas que tiene cierto reconocimiento público, ya que el año pasado obtuvo la medalla de oro en los Parapanamericanos en Toronto, Canadá, logro que además le dio la clasificación olímpica.

Tras competir en Atenas 2004 y Pekín 2008 -no lo hizo en Londres 2012, debido a graves problemas dirigenciales que lo llevaron incluso a abandonar por un tiempo la práctica activa del deporte-, con su participación de hoy Borges se convertirá en el primer y único judoca uruguayo en asistir en tres ocasiones a los Juegos Olímpicos, ya sean convencionales o paralímpicos.

A las 10.15 de hoy también competirá el nadador Gonzalo Dutra en los 100 metros pecho SB9, una de sus dos especialidades. Para Dutra, joven de 21 años que se preparó para esta instancia en su club, el Banco República, será su segunda participación consecutiva en este tipo de competencia, tras su debut en Londres 2012. La semana que viene, más precisamente el martes 13, el nadador tendrá su segunda instancia en Río de Janeiro 2016, esta vez en los 100 metros libres.

El domingo debutará el otro Dutra, Eduardo. No tiene parentesco con Gonzalo, pero los une una misma verdad: el deporte forma parte de sus vidas. Eduardo, de 32 años, participará por primera vez en una cita paralímpica. Atleta en silla de ruedas, correrá el domingo a las 18.53 en la carrera de 400 metros T54. Su segunda instancia de competencias la tendrá el viernes 16 a las 19.54 cuando corra los 100 metros T54.

En el medio, el miércoles 14 a las 10.00, Alfonsina Maldonado competirá en deportes ecuestres. La floridense, de 31 años, participará en adiestramiento ecuestre (dressage, grado IV) con su caballo Da Vinci de Cal Rey.

Datos relevantes

El deporte paralímpico tiene algunas particularidades que es pertinente conocer. Cuatro son las variables de discapacidades que se tienen en cuenta para competir: intelectuales, motoras, parálisis cerebrales y visuales. Además, cada deporte tiene sus categorías, que se dividen por grados de discapacidad; de ahí que se notarán siglas como las que siguen al deporte en donde participarán los atletas, por ejemplo T54 o SB9. Para ser más claros, la letra T representa a quienes compiten en la pista (track), la F a quienes lo harán en atletismo, la S a los nadadores.

En cuanto al número, demuestra el grado de discapacidad de los deportistas en cada prueba. Por ejemplo: 11-13 se adjunta a los atletas con discapacidad visual. Los ciegos compiten en la clase 11 y con los ojos vendados, con una persona-guía. Los atletas en la clase 12 son personas con discapacidad visual, que pueden optar por ir con un guía. El número 20 se asigna a los atletas con discapacidades intelectuales, mientras que el rango comprendido entre el 31 y el 38 corresponde a deportistas con parálisis cerebral u otras enfermedades que afectan tanto la coordinación como el control muscular. Además, los atletas entre las categorías 31 y 34 compiten sentados. Si tienen en su deporte una sigla entre T51 y T54, como Eduardo Dutra, se sabrá que son atletas de pista en silla de ruedas. Quienes están entre 51 y 53 están afectados en las extremidades inferiores y en las superiores, mientras que los atletas T54 tienen funcionalidad parcial en el tronco y en las piernas.