Ir al contenido

Deporte | Jueves 15 • Septiembre • 2016

Jugadores de Larrañaga festejan el título de la Liga Uruguaya de Ascenso tras ganarle a Nacional, anoche, en la cancha de Aguada. Foto: Federico Gutiérrez

Larrañaga se consagró campeón del básquetbol de ascenso

¡El Larra, el Larra! El tradicional grito del club del barrio La Blanqueada se repitió ayer en la cancha de Aguada, donde se consagró campeón de la Liga Uruguaya de Ascenso (LUA) tras imponerse 87-78 sobre Nacional en la final del torneo. Y le buscó lugar, nomás. Aquel viejo campeonato de Tercera ganado en 1957 tendrá una hermosa copa compañera versión 2015-2016. Tuvo un tremendo spring final el Larra, que no sólo venció al albo en esta final, sino que, corriéndola de atrás, fue el primero en ascender luego de ganarle la serie a Bohemios 3-1. Ambos, Larrañaga y Nacional, jugarán la temporada 2016-2017 en la Liga Uruguaya de Básquetbol (LUB).

En los números, el segundo cuarto fue determinante para el resultado final. Larrañaga lo jugó mucho mejor. Más concentrado en ataque, cerrándose en defensa con buenas ayudas y cargando el rebote, el milrayitas hizo un parcial con 12 puntos de distancia (25-13) a la postre indescontables, por más intentos que hizo el tricolor en los dos últimos períodos.

Enorme figura en el Larra fue su extranjero, el yanqui Anthony Tony Danridge. Ayer cerró una noche en la que metió 35 puntos y bajó 2 rebotes, además de dar 4 asistencias. Precisamente en esos tres rubros, y pese a ser un jugador preferentemente de poste bajo -aunque ayer no defendió bien su tablero-, fue donde se destacó en toda la temporada: Danridge fue el mejor valorado de la LUA, el máximo anotador en puntos por partido, terminó siendo el mejor rebotero de su equipo y aportó pases gol colaborando con sus compañeros. Sí, Anthony Danridge fue el mejor extranjero del básquet de ascenso. También tuvo una gran noche para el campeonato el base milrayitas, Juan Galetto, quien cerró sus números con 29 tantos. En el conjunto perdedor -que fue el mejor en todo el año, más allá del título- el destaque de ayer fue para Agustín Zuvich, quien puso 25 unidades y bajó 19 rebotes -¡19!- y para su extranjero, Benjamín Puckett, que aportó 18 puntos.

Por el tercer ascenso la noche de ayer fue todo alegría para Bohemios, que en la cancha de Capitol derrotó a Miramar 87-80 y de esta manera se puso 2-1 adelante en el play off. Con Germán Cortizas armando desde la base, con un Martín Perdono perfecto en los libres del final, más el juego interno de Edison Espinosa y Diego Tortajada -entre los dos disimularon la magra tarea del yanqui Vance Williams-, el conjunto que dirige Diego Frugoni no sólo ganó el valioso punto, sino que logró cortar la racha de cuatro partidos al hilo con derrota (tres con Larrañaga en la llave anterior y el primero de este mano a mano con Miramar).

El cuarto punto entre Bohemios y Miramar se jugará mañana a las 20.15 en el gimnasio de Tabaré. Si vuelve a ganar el albimarrón, jugará la próxima temporada de la LUB. La única chance de Miramar es ganar para forzar un quinto y definitivo punto. De ser necesario ese último encuentro, se disputará el martes de la semana que viene, en cancha a confirmar.